Xalapa, Ver.- La procuradora de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del DIF estatal, Elena Paola Laudi Herrera, confesó que al presentar problemas emocionales y una necesidad de pertenencia, jóvenes de la entidad son enganchados por el crimen organizado ya que son considerados un blanco fácil.

“Está el pandillerismo, los jalan muchos grupos. Obviamente ellos quieren sentirse parte de algún grupo donde sean aceptados de una forma positiva o negativa; la forma negativa es a través de la delincuencia y con eso se sienten aceptados, ese es su enganche principal, el emocional”, apuntó.

De esta manera, dijo que es por medio de esos grupos que incurren además en el robo a casa habitación, asaltos y muchos son reclutados por la delincuencia organizada.

Explicó que es en las zonas de mayor calor donde se identifica más la participación de los jóvenes en hechos delictivos, así como en los municipios que son puntos clave de delincuencia como Veracruz puerto y Coatzacoalcos.

Así mismo, negó que los jóvenes caigan en delitos como el secuestro, pederastia y violaciones.

“Son delitos que normalmente se cometen contra ellos, no que ellos participen para llevarlos a cabo (…) es aventurado decir algo así, yo considero que los que están más expuestos a la pederastia y al secuestro son los jóvenes de 12 a 17 años”, dijo Laudi Herrera.

Por Áser Oropeza

¿Usted qué opina?: