Tehuacán, Pue.- El atroz hecho fue dado a conocer por este medio; autoridades dieron inició a una investigación para dar con los responsables.

“Miki”, perrito que murió tras ser golpeado y despojado de sus globos oculares, podría llevar a la cárcel a quienes le hicieron tal bestialidad, siempre y cuando su dueño interponga una forma denuncia.

El abogado, Ricardo Fernández Fuentes, explicó que para que el mecanismo legal se pueda interponer, es necesario que el dueño señale al responsable así como las agravantes cometidas.

En caso de encontrar al o los culpables de la agresión, la sanción podría ser de hasta dos años de prisión. Debido a lo anterior, se espera que en los próximos días se pueda esclarecer este hecho repugnante para que la muerte del perrito no quede impune.

Por Jorge Barrientos.

¿Usted qué opina?: