Álamo, Ver.- Han ido en aumento los reportes de las autoridades sobre el aseguramiento de una creciente cantidad de menores que caen presa de los vicios, ya sea en posesión de drogas, ingiriendo bebidas embriagantes, quienes sin importarles el daño que se provocan a sí mismos y a sus familias, continúan haciendo uso de las mismas.

De acuerdo a estos reportes, los oficiales han intervenido a jóvenes cuyas edades oscilan entre los catorce y diecisiete años de edad en posesión de hierba seca con características similares a las de la mariguana en distintos puntos de la localidad, así como a menores consumiendo bebidas alcohólicas, quienes tratan de refugiarse en sitios apartados como lo son las márgenes del río Pantepec, para poder hacer uso de dichas sustancias.

En la mayoría de los casos, los jóvenes son asegurados alterando el orden por encontrarse embotados de sus sentidos, quedando resguardados en los pasillos de la comandancia para ser entregados a sus padres, siendo sus propios padres quienes deciden enviarlos directamente al anexo con la esperanza de que se rehabiliten de dichas adicciones; pero desafortunadamente, existen casos en los que ni sus propios padres pueden controlar la situación, siendo víctimas de violencia de parte de sus propios hijos, solicitando el apoyo policiaco para quedar remitidos en una celda preventiva antes de que les causen daños o se lastimen a sí mismos.

Por Alberto Lee