Nuestras Redes

Columnistas

LA MUJER EN LA LUCHA ELECTORAL

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de Poza Rica.

Allá por diciembre de 1900, el periódico La Voz de Nuevo León  no era muy comedido con las mujeres que jugaban billar, toreaban o pedaleaban bicicleta, llamándolas “marimachas”. El presidente Cárdenas intentó otorgarles el voto en 1937.

La segunda guerra mundial ensangrentó Europa y Asia entre 1939-45; y socavó la supremacía del hombre resultado de un proceso histórico. Fue la coyuntura donde las mujeres, sujetas a severas exclusiones se apoderaron de las plazas vacantes. De amas de casa y trabajadoras domésticas, hábilmente forzaron su inserción en las artes, el deporte, la educación superior, la ciencia y la técnica lo que acortó la marginación. Alemán en 1946 les concedió el voto en elecciones municipales.

Con la marcha de los tiempos el mercado de trabajo les quedó rabón. Su sexto sentido las incrustó en la complejidad del tejido social y los procesos productivos. Ya empoderadas no hubo fuerza capaz de hacerlas retroceder. Monopolizaron plazas que requerían habilidad más que fuerza.

Los conceptos bienintencionados de Melchor Ocampo, autor de la epístola matrimonial del siglo XIX, donde recomendaba que el hombre diera a su esposa “dirección, apoyo, alimento”, y que la mujer “prestara obediencia, asistencia, consejo y consuelo a quien era su sostén y defensa”, quedaron obsoletos.

México registró un avance vertiginoso, cuando en 1954, a iniciativa del presidente Ruiz Cortines la mujer adquirió el derecho al sufragio. Dejaron de ser ciudadanas de segunda, aunque algunos establecimientos no quitaron de sus puertas el letrero que prohibía la entrada a “mujeres, uniformados y limosneros”.

Causaron sorpresa algunas designaciones interpretadas como triunfo feminista en la política y la administración pública: la respuesta a un informe de Díaz Ordaz (1964-70), por Luz María Zaleta de Elsner, diputada por Quintana Roo, Hilda Anderson Nevárez, senadora por Campeche y Alicia Arellano Tapia por Sonora, en ese sexenio la elección de Griselda Álvarez como gobernadora de Colima, por capricho de su condiscípulo Luis Echeverría (70-76). López Portillo designó a Rosa Luz Alegría, secretaria de Turismo. En 1994, por designio de Miguel de la Madrid, María de los Ángeles Moreno fue presidenta de la gran comisión en la Cámara de Diputados. Y ese año, Rosario Robles fue jefa del DDF, cuando Cuauhtémoc Cárdenas inició la campaña presidencial contra Ernesto Zedillo.

Estas decisiones cupulares tendenciosamente aparecieron como estrategias exitosas. A nivel estatal, los gobernadores adoptaron la innovación. En Teocelo, Veracruz, mediante elección, la distinguida dama Angelina Cerecedo Castillo asumió presidencia municipal, en 1955, siendo gobernador Marco Antonio Muñoz.
La condición feminista sobrepuso su pasado de ostracismo y se proyectó en tribunales, diplomacia, periodismo, cátedra, dirigencia partidista, etc. Como quiera que haya sido, el feminismo rompió la atadura “matrimonio-maternidad-hogar”, lo que le deparó libertad y autonomía económica, derechos, obligaciones y convicción para asumir un papel protagónico como grupo socio-cultural.

Pero las reacciones se han producido de distinta manera e intensidad. Varios grupos de presión rechazan “la igualdad”, empeñados en conservar la cultura del machismo. No pueden aceptar que la mujer es una fuerza opuesta pero complementaria, desde la antigüedad. La secuela mortífera ha rebasado los cuerpos de seguridad.

El primer caso escandaloso se conoció en agosto de 1995 en Ciudad Juárez, y se expandió a Mexicali, Matamoros, Tijuana y Nuevo Laredo, coto de las maquiladoras que emplean mano de obra dócil y barata. Se acreditó a criminales en serie, a sectas satánicas, a “juniors” que acaparan el morbo y la condena mediática. Pero el rastro conduce a las industrias contaminantes que usan químicos altamente tóxicos en detrimento de la salud de las obreras lo que les provoca abortos, malformaciones y la procreación de criaturas con espina bífida, todas ellas habitantes de casas de cartón en colonias marginadas, explotadas desde los catorce años y en peligro de muerte.

En estos centros de trabajo la organización sindical ha sido reprimida de manera sangrienta. Los montos que tendrían que erogar las transnacionales por sueldos, prestaciones justas, indemnizaciones, condiciones de trabajo dignas, accidentes, jubilaciones y defunciones, es una línea de investigación que no debe desecharse, ya que hasta la fecha, sólo hay indignación, morbo, desaciertos, impunidad y protesta colectiva.

Si bien es cierto que el padrón electoral está integrado por un porcentaje mayoritario de mujeres, la perspectiva correcta es que los candidatos no deben escogerse por sexo sino por posibilidades de triunfo.

En la campaña electoral del 2000, Vicente Fox, en un alarde incluyente comenzó a invocar a los mexicanos y mexicanas, maestros y maestras, empleados y empleadas, al desconocer que en español el masculino engloba los dos géneros. Incluir el término femenino sonó bien: la moda cundió. El caso es que el hartazgo propició el desahucio del PRI de Los Pinos. Esta apertura fortaleció el feminismo, empañado por el protagonismo y ambiciones presidenciales de Martita Sahagún.

La Carta Magna establece que el varón y la mujer son iguales ante la ley (considerando que  hay países, algunos musulmanes, donde la mujer está negada de los más elementales derechos).

La paridad garantiza que hombres y mujeres tengan una representación igualitaria en cuanto a candidaturas a legisladores federales y locales, se otorgó paridad en el registro de presidente, sindicaturas y regidurías de ayuntamientos, así como en el gabinete presidencial, el Poder Judicial Federal y de los estados, o en los organismos autónomos.

La Ley General de Organizaciones y Procedimientos Electorales ordena a los partidos políticos integrar las fórmulas para candidaturas a diputados y senadores con personas del mismo género y encabezadas alternadamente entre mujeres y hombres cada período electivo.  El fin es conquistar el justo equilibrio, el ideal igualitario en los espacios de poder público.

Estas reformas que hacen tambalear paradigmas establecidos, no reivindican derechos perdidos, otorgan espacios hasta hace poco vedados. Los colectivos feministas exigen además un alto a los feminicidios, violaciones, secuestros y comercio sexual, despenalización del aborto, matrimonios igualitarios, respeto a la comunidad LGBTI, etc.

La época de la estructura corporativa que caracterizó al partido oficial nos dejó una valiosa experiencia: la burocracia sindical de cada sector manejaba su cuota de poder. Cuando los candidatos seleccionados por compromisos gremiales eran mediocres, los electores los rechazaban y los partidos tenían que pagar los costos políticos.

La planilla municipal estructurada  a la luz de la permisividad electoral es complicada y para el elector no pasa los estándares de aceptación. No puede asignarse la candidatura de una mujer en un estado o en un distrito electoral drásticamente. La diversidad de circunstancias puede hacerla idónea o no.

En México, país de la simulación, se presenta la paridad como la meta de una sociedad demócrata, incluyente e igualitaria, lo que no deja de ser un engendro jurídico-político con perfiles demagógicos, cuyos resultados no cuajan como palanca de modernidad, justicia y apertura.

La política no es una ciencia exacta, en la arena electoral dos más dos no son cuatro. Estas cifras no las mide la aritmética sino la historia, la economía, la sociología, la estadística y la política, acotadas por oportunidad y circunstancias.

 El fortalecimiento del sector femenil pasa por replantear su postulación en la lucha electoral con el diseño de otros mecanismos de selección, participación y ascenso. La carrera partidista o el servicio público, aunadas a las capacidades individuales, pueden construir una imagen pública competitiva. Es un disparate proponer a quien tiene correligionarios de más mérito o adversarios mejor posicionados.

El problema se ha focalizado como la llegada de más mujeres a los ayuntamientos o las cámaras, como si la participación exacta de 50 % de ambos sexos fuera garantía de acierto o de justicia.

Es una perspectiva imperfecta, olvidar que la paridad de género está sujeta finalmente a las preferencias del votante. La ley y los partidos pueden auspiciar el igualitarismo, pero la respuesta contundente es de la ciudadanía. Tan así es, que la Cámara de Diputados no está conformada por mitad hombres y mitad mujeres, a pesar de la ley.

Millones de mexicanos rechazamos la misoginia y la discriminación por etnia, condición social, escolaridad, edad o civil, sexo, porque son formas de injusticia, y nos asquean los agravios infligidos a las mujeres sea físico, moral, económico, psicológico, por condición de salud, embarazo, o preferencias sexuales. No por eso soslayamos que las mujeres deben avanzar por su capital político, trayectoria, probidad, vocación de servicio, que es el mejor aval para escalar en la función pública; no por concesiones o frivolidades.

En Poza Rica, tenemos un ejemplo elocuente y desafortunado: En la contienda municipal de 2018 se dio el caso de que después de algunos titubeos del tricolor, en la recta final triunfó la “paridad de género” y el día de la elección perdió la candidata Diana Álvarez.

Algunas páginas recientes de la historia consignan que en distintas épocas y circunstancias,  mujeres sobresalientes en el quehacer político han sido: Indira Gandhi (India. 1966-1977). Margaret Thatcher (Gran Bretaña, 1979-1990). María Corazón Vda. de Aquino (Filipinas. 1986 – 1992). Chile, Michelle Bachelet. 2006-2010 y 2014-2018.

Dentro de este ramillete destaca la química Ángela Merkel, canciller de Alemania (la economía más fuerte de Europa), quien de 2015 a 2021 gobernó con humildad, firmeza y valores, adquiriendo reputación de poderosa, respetada y querida. Obviamente, una de esas mujeres vale por muchos hombres.

Curiosamente, la legislación en estos países no menciona la “equidad de género”. ¿Alguien se atrevería a calificar a estas distinguidas damas  de ignorantes, subestimadas, oprimidas o marginadas? La inteligencia, capacidad, experiencia y visión, constituyen una sinergia imponente  que derrumba moldes y prejuicios. El sexo no es obstáculo.

¿Esta exótica flor llamada “paridad de género”, se cultivará en otros países con poderío económico y culturas milenarias como E.U., Rusia, China, Arabia, Egipto, Grecia o Japón? La paridad, cuando no cuenta con una candidata de nivel competitivo camina a ciegas por la rampa del fracaso.


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Advertisement
Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Undécima Época: Constitución dinámica y transformadora

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Dra. Denisse de los Ángeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

El 11 de marzo de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se declara reformadas y adicionadas diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, relativos al Poder Judicial de la Federación, la cual, como se ha abordado en ediciones anteriores de este artículo semanal, está encaminada a fortalecer las instituciones judiciales para mejorar la impartición de justicia, combatir la corrupción y el nepotismo, promover la equidad de género, además de fortalecer la carrera judicial y mejorar los servicios de defensoría pública.

Dentro de los aportes de esta trascendental reforma, destacan las modificaciones al sistema jurisprudencial, toda vez que al realizarse cambios en la estructura del Poder Judicial de la Federación, así como en la competencia de sus órganos jurisdiccionales, también se rediseñó el sistema de creación de jurisprudencia.

La reforma al Artículo 94 Constitucional eliminó de su párrafo décimo primero la emisión de jurisprudencia por sustitución y adicionó un párrafo décimo segundo, el cual establece que las razones que justifiquen las decisiones contenidas en las sentencias dictadas por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por mayoría de ocho votos, y por las salas, por mayoría de cuatro votos, serán obligatorias para todas las autoridades jurisdiccionales de la Federación y de las entidades federativas.

En cumplimiento con lo anterior, el pasado 8 de abril, el Pleno del Alto Tribunal  aprobó el Acuerdo General Número 1/2021, por el que se determina el inicio de la Undécima Época del Semanario Judicial de la Federación a partir del 1 de mayo de 2021 y se establecen sus bases;  transitando de esta manera de un sistema de creación de jurisprudencia por reiteración a un auténtico sistema de precedentes.

Es importante recordar que el Semanario Judicial de la Federación fue creado por decreto del entonces presidente de México, Benito Juárez García, el 8 de diciembre de 1870, a pesar de que, su publicación se realizó por primera vez el 1 de enero de 1871, incluyó todas las sentencias definitivas pronunciadas por los Tribunales Federales a partir de 1867, sin embargo, de 1875 a 1881, sufrió un periodo de ausencia debido a cuestiones administrativas y financieras.

Sus publicaciones son clasificadas en once épocas, de las cuales las cuatro primeras se consideran históricas, ya que fueron emitidas antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1917; el inicio de cada una ha estado marcado por cambios paradigmáticos y modificaciones trascendentales a nuestro sistema jurídico, como las realizadas actualmente derivadas de la denominada “Reforma con y para el Poder Judicial”.

Es así que en esta nueva época, todas las razones que sustenten los fallos aprobados por la Suprema Corte, en términos de lo establecido por el párrafo décimo segundo del Artículo  94 Constitucional, producirán un impacto inmediato en el orden jurídico nacional, sin necesidad de que exista reiteración de las mismas, dotándolas de obligatoriedad para todos los órganos jurisdiccionales del país.

Sin duda, la multicitada reforma representa un cambio de paradigma para el Poder Judicial Federal, e incentiva a las entidades federativas a fortalecer sus Poderes Judiciales locales, los cuales seguramente serán materia de próximas reformas, tendientes a mejorar su funcionamiento en beneficio de las y los justiciables.

Estamos frente a una histórica transformación del Poder Judicial de la Federación y ante la consolidación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación como un auténtico Tribunal Constitucional, pues como ha señalado el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Dr. Arturo Zaldívar: “si la Novena Época fue la de la independencia judicial y la Décima fue la del desarrollo robusto de los derechos humanos, la Undécima será la época de su eficacia viva. Será la época de una Constitución dinámica y transformadora”.


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Columnistas

Palabra de Mujer. Mujeres de la biblia que hicieron historia

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Por Mtra. Lilia Christfield Lugo. Catedrática y asesora de Congreso del Estado de Veracruz.

Comparto con ustedes esta columna donde hablo sobre algunas mujeres en la biblia que marcaron la diferencia; impactaron no sólo a su nación, sino también a la historia eterna. Algunas eran reinas, pero la mayoría eran mujeres humildes y sencillas que pasaban desapercibidas en una época de machismo y una cultura retrógrada. Algunas recordadas por su enorme bondad y devoción y otras por sus crueles acciones, por esto, todavía las recordamos siglos después.

1.- Eva: primera mujer creada por Dios; Eva fue la primera mujer creada por Dios para ser compañera de Adán; cuando Eva creyó las mentiras de Satanás, ella influyó en Adán para que comiera el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, rompiendo el mandato de Dios.

  1. Sarah: madre de la nación judía: Sarah recibió un honor extraordinario de Dios. Como esposa de Abraham, su descendencia se convirtió en la nación de Israel que produjo a Jesucristo, el Salvador del mundo.
  2. Rebekah: la esposa interviniente de Isaac; Rebekah no podía tener hijos, se casó con Isaac pero no pudo dar a luz hasta que Isaac oró por ella. Cuando dio a luz gemelos, Rebekah favoreció a Jacob, el más joven, sobre Esaú, el primogénito. Aunque ella era una esposa leal y una madre amorosa, su favoritismo por Jacob creó problemas.
  3. Rachel: esposa de Jacob y madre de José: sus hijos se convirtieron en jefes de las doce tribus de Israel. El hijo de Raquel, José, tuvo la mayor influencia, salvando a Israel durante una hambruna. El amor entre Raquel y Jacob sirve de ejemplo a las parejas casadas de las bendiciones permanentes de Dios.
  4. Lea: esposa de Jacob a través del engaño; esta mujer Lea, llevó una vida desgarradora tratando de ganarse el amor de Jacob, pero Dios le agració a esta mujer de una manera especial. Su hijo Judá dirigió la tribu que produjo a Jesucristo, el Salvador del mundo. Leah es un símbolo para las personas que intentan ganarse el amor de Dios, lo cual es incondicional y gratuito.
  5. Jochebed: madre de Moisés;cuando los egipcios comenzaron a matar a los bebés varones de esclavos hebreos, Jochebed puso al bebé Moisés en una canasta impermeable y lo dejó a la deriva en el río Nilo. La hija del Faraónlo encontró y lo adoptó como su propio hijo.
  6. Deborah: jueza influyente; esta mujer desempeñó un papel único en la historia de Israel. Ella sirvió como la única jueza en un período sin ley antes de que el país obtuviera su primer rey. Gracias al liderazgo de Deborah, Israel disfrutó de la paz durante 40 años.
  7. Rut: ancestro virtuoso de Jesús; Rut era una joven viuda virtuosa, de carácter tan recto que su historia de amor es uno de los relatos favoritos de toda la Biblia. Según Mateo, Rut era un antepasado del rey David, cuyo descendiente era Jesucristo.
  8. Betsabé: madre de Salomón; Betsabé tuvo un romance adúltero con el rey David. Betsabé más tarde dio a luz a Salomón, el hombre más sabio que jamás haya vivido.
  9. Jezabel: reina vengativa de Israel; ganó tanta reputación de maldad que incluso hoy su nombre se usa para describir a una mujer engañosa. Como esposa del rey Acab, ella persiguió a los profetas de Dios, especialmente a Elías. Jezabel hizo mal uso de su poder, las personas inocentes sufrieron.
  10. Esther: reina persa influyente; Esther salvó al pueblo judío de la destrucción, protegiendo la línea del futuro Salvador, Jesucristo. Fue seleccionada en un concurso de belleza, para convertirse en reina del rey persa Jerjes.
  11. María: obediente madre de Jesús; un ángel le dijo que se convertiría en la madre del Salvador, a través del Espíritu Santo. Ella y José se casaron, sirviendo como padres del Hijo de Dios.
  12. Elizabeth: madre de Juan el Bautista; una mujer estéril en la Biblia, fue señalada por Dios por un honor especial. Cuando Dios la hizo concebir a una edad avanzada, su hijo creció para convertirse en Juan el Bautista, el poderoso profeta que anunció la venida del Mesías.
  13. María Magdalena: inquebrantable discípula de Jesús; a lo largo de los siglos, se han inventado muchas historias sobre María Magdalena, desde el rumor de que era prostituta hasta que era la esposa de Jesús. Sólo la biblia y los protagonistas de la historia sabrán qué es cierto. María se quedó con Jesús durante su crucifixión cuando todos, menos el apóstol Juan, huyeron.

Todas estas fueron mujeres en la biblia que marcaron la diferencia no sólo en ese momento, sino también en la actualidad. Pero hubo una cosa muy resaltante en todas las historias de estas mujeres, y fue la intervención de Dios en todo momento.

Los invito a que me sigan en mis redes sociales.

Facebook: Lilia Christfield Lugo.

Instagram y Twitter:@lilichristfield


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Columnistas

ALGO SOBRE EL MONUMENTO A LA MADRE

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Por Leonardo Zaleta.
Cronista de la ciudad.

Salvador Vidargas, el escultor que elaboró el Monumento a la Madre de Poza Rica, nació en San Miguel Allende, Guanajuato, en 1921. Perteneció a una familia de músicos y artesanos imagineros, dedicados a la elaboración de imágenes religiosas policromadas. Dominaba el arte del tallado en madera y el estofado con delgadas láminas de oro, y era un restaurador excelente. Cuando la familia se mudó a la Ciudad de México, su abuelo abrió un taller de escultura y restauración en la calle de Génova, esquina con Paseo de la Reforma. Trabajó para el pintor Jesús Reyes Ferreira, propietario de una tienda de antigüedades. Ahí comenzó el pequeño Salvador a amar la escultura, apoyado por su abuelo. Se apegó a la técnica tradicional y conservadora. Años después, se independizó  e instaló un  taller ubicado en la calle Río Po de la colonia Cuauhtémoc; era un semillero de estudiantes dedicados al tallado y la escultura. Sus primeros alumnos llegaban a las 7.30 de la mañana. Fue un hombre con una vocación depurada para el arte religioso y la restauración. De carácter humilde, paciente y cordial, don Salvador fue enemigo de la vanidad y la codicia. No hacía imágenes para adorno de residencias, prefería venderlas a menos precio a las iglesias, para que la gente les rezara.

Héctor García Solís, estudiante de topografía en la Ciudad de México, y directivo de la Juventud Revolucionaria de Poza Rica, se topó casualmente  con el taller de don Salvador en la capital. Con curiosidad, entró a plantearle la elaboración de un Monumento a la Madre para Poza Rica. Vidargas se entusiasmó. Entre santos y vírgenes, la figura venerable de la madre no se apartaba de su línea creativa.

Héctor, llamado cariñosamente “Popo” durante su infancia en Tuxpan, comentó lo acontecido en su viaje con sus compañeros: Arcadio Cázares Vázquez, Carlos Navarro Portes y Gonzalo Herrera Mar, el primero trabajador petrolero como él, y los dos restantes comerciantes.

Buscaron un terreno céntrico y cuando lo encontraron, Petróleos Mexicanos lo donó. Celebraron un baile el fin de año (1962) amenizado por la orquesta de Evangelina Elizondo en el Salón Corona, con lo que obtuvieron la mitad de los recursos. Pemex prestó el transporte y cuadrilla para trasladar la obra.

El monumento se inauguró el 10 de mayo de 1963, en la convergencia de la Av. Central Norte y el bulevar Lázaro Cárdenas. El maestro Homero Quiroz García pronunció una emotiva pieza oratoria.

El escultor, al ver que no le cubrían el saldo de 30 mil pesos, se entrevistó con el gobernador Fernando López Arias en Xalapa, pidiéndoles que los exhortara a cubrir el adeudo.

El enérgico gobernante que no le tenía buena voluntad a la ciudad de Poza Rica, ordenó al procurador de justicia Amador Toca Cangas, que los llamara la capital y cuando entraron a su despacho amenazó a los jóvenes revolucionarios y monumentales: “O pagan o van a la cárcel”. Fue el lacónico saludo y despedida. El procurador les concedió 30 días para liquidar el saldo.

Héctor y Arcadio, trabajadores petroleros, recurrieron a la Sección 30 para que solventara el adeudo, así fue como conservaron la libertad y el orgullo por haber erigido el Monumento a la Madre.

Don Salvador Vidargas murió en la Ciudad de México, el año 2002. Siempre se expresó con simpatía de los promotores de su obra plástica en Poza Rica, diciendo que eran “buenos muchachos”.


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia