Nuestras Redes

Poza Rica de Hidalgo

 LA ROSA  BLANCA

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de la ciudad.

Con el vigor narrativo característico de B. Traven, la novela “La Rosa Blanca” describe con precisa crueldad las atrocidades perpetradas por los acaudalados extranjeros para apoderarse de terrenos con el vientre hinchado de petróleo, y se inserta en el inventario de los impuestos ridículos que pagaban al fisco, y las despiadadas formas de explotación de los obreros en la exuberante selva veracruzana, en el primer tercio del siglo XX.

Este episodio siniestro recuerda la noche del 6 de julio de 1911 en que se celebraba un baile en la escuela de Piedra Labrada, municipio de Tepetzintla. El matón Otilio López, protegido de la Huasteca Petróleum Co., asestó certeras puñaladas a Hilario Jacinto, propietario de unos terrenos, que había rechazado tajante el millón de pesos ofrecido por el codicioso yanqui Eduard L. Doheny. Muerto el marido, el 11 de diciembre, la viuda Eufrosina Flores enajenó todos sus derechos a favor de la sanguinaria transnacional por 500 mil pesos y una pensión mensual de 500 dólares. En el monto de la transacción debe haberse incluido la cantidad de mil pesos como premio al hampón.

En este sitio macabro brotó el pozo Cerro Azul No. 4, “el más grande del mundo”, que produjo 183 millones de barriles entre 1916 y 1938. Doheny se ufanaba que este pozo le había redituado más de 200 millones de dólares. El humanismo de la novela escrita por el enigmático B. Traven confirma que la realidad rebasa la ficción.

Algunos autores afirman que nació en Chicago, Illinois, el 3 de marzo de 1890 con el nombre de Traven Torsvan Croves. Otros cuentan que nació en Alemania el 3 de marzo de 1892 bajo el nombre de Ret Marut. Usó el seudónimo de B. Traven pero popularmente se conoció como “Bruno Traven”. Llegó a Tampico en 1923 y conoció los campos petroleros de la Faja de Oro. Incursionó en el sureste del país y palpó el dolor social de los indígenas de Chiapas, Yucatán y Tabasco. Se nacionalizó mexicano en 1951. En la editorial donde le publicaron sus primeras obras trabajaba como secretaria y traductora la señorita Esperanza López Mateos, originaria de Atizapán, Estado de México. Dicen que Traven, quien se hacía llamar  también All Corves falleció en 1969. Nadie sabe.

El realismo profundo de la novela “La Rosa Blanca” (1929), es trasplantado en blanco y negro a la pantalla, mostrando a Jacinto Yañez, próspero dueño de “Rosa Blanca”, una hacienda distante de Tuxpan 6 horas a caballo, dedicada al cultivo de plátano, tabaco y caña de azúcar, heredada de sus ancestros, en su perfil de patriarca ancestral. Consideraba a sus trabajadores como si fueran parte de una gran familia. Renuente a vender, el testarudo es engatusado por un truhan que lo llevó a San Francisco, California, donde los magnates imperialistas urden su asesinato no sin antes elaborar la documentación apócrifa, incluida la certificación de que había aprendido a escribir.

Los deudos (Rita Macedo, Carlos Fernández y Begoña Palacios, esposa, hijo y nuera, respectivamente), recurren a las autoridades en demanda de justicia, infructuosamente. El sustento económico y su vida familiar reciben un impacto traumático, vertiginoso y triste. Formaron parte del elenco: Luis Beristain, Reinhold Olzewsky, Cristian Martell y Tony Carbajal.

La “Condor Oil Co.” (el villano cinematográfico “Mr. Collins” tiene todo el perfil de Doheny), arrasa con los vestigios del floreciente rancho, y los campesinos son expulsados de su hábitat. Poco después, acosados por el hambre se enrolan en la extraña actividad industrial; pierden su identidad, reciben trato inhumano y  salario miserable. Escenas rutinarias en la “Faja de Oro” que le dio a México la dudosa gloria de conquistar el segundo lugar mundial como productor de petróleo en 1921.

El engaño, el robo, el crimen, el despotismo y la ambición, son registrados con todo su dramatismo por la cámara de Gabriel Figueroa, y el ojo escudriñador del director Roberto Gavaldón (que dirigió la película “El niño y la niebla”, rodada parcialmente en Poza Rica, el año de 1953 con Dolores del Río, Pedro López Lagar y el niño Alejandro Ciangueroti).

Rosa Blanca, fue adaptada y adicionada por Phil Stevenson, Emilio Carballido y Gavaldón que incorporan al film escenas del incendio de un pozo que cobró muchas víctimas, la ira popular, el ímpetu de organización y lucha, la intransigencia de los reyes del petróleo que en el colmo de su soberbia, desafiaron a la Suprema Corte de Justicia y al presidente Lázaro Cárdenas. Hasta que el calendario de desventuras se detuvo el 18 de marzo de 1938. Parte de la indemnización se obtuvo de las donaciones aportadas por el pueblo mexicano sin importar su extracción social. Para que ocurra otro caso de confianza ilimitada del pueblo en su gobierno, “pasarán más de mil años, muchos más…”

Se filmó a partir del 9 de enero de 1961. Las escenas rodadas en Poza Rica fueron financiadas por Petróleos Mexicanos. El faro petrolero que se incendió, la cuadrilla de perforadores, las casetas, el cuerpo de bomberos, el trenecito, los vehículos, la maquinaria y el alojamiento en el Hotel Poza Rica, fueron contribuciones de la empresa descentralizada.

Fue filmada parcialmente en la avenida Chapultepec esquina con Sarabia, de la colonia Manuel Ávila Camacho (donde funcionó la Zona de Tolerancia y actualmente el Parque Ecológico Fundadores), y en una hacienda propiedad del señor José Francisco Vicente, por el rumbo del kilómetro 47 de la carretera a Cazones. Ahí se armó una torre de perforación traída del campo Jiliapa. Cientos de paisanos tuvieron su debut y despedida como extras cinematográficos, sin percibir retribución, aunque dicen que pagaban 20 pesos por cada latigazo, en una escena que se suprimió.

López Mateos ejerció el veto presidencial para impedir su exhibición argumentando que “podía ofender a los norteamericanos”, hasta que reeditada con 10 cortes de escenas con prácticas de explotación humana inescrupulosas o “denuncias comprometedoras” (violatorias de los derechos humanos diríamos ahora), se estrenó el 20 de diciembre de 1972 en el cine Roble del Paseo de la Reforma en  la ciudad de México. Al año siguiente, Nacho López Tarso (por su personificación de Jacinto Yañez), recibió el Ariel como primer actor.

Para nosotros “La Rosa Blanca” es un documento histórico que dejó una estela de orgullo, un pasaje nostálgico y un ícono dentro de la cinematografía mexicana.

He aquí un puñado de indiscreciones filtradas después de casi medio siglo:

* Doña Ileana Robles viuda de Fernando Galván comenta que El Pinky consiguió el lujoso automóvil antigüo que aparece en la primera escena de la película, ya que en aquel tiempo era directivo del club automovilístico que anualmente celebraba el “Rally Petrolero” en el tramo de la Halliburton a la hacienda Santa Agueda.

* Braulio González, nativo de Tenampulco, Puebla, fue el encargado de construir los jacales de tarro y palma que simularon el caserío de la hacienda.

* Uno de los integrantes del staff supo que cerca de la hacienda donde se filmaba la película había un indito que tenía el don de adivinar el estado del tiempo. El director informado de las frecuentes lluvias en la región, empleó sus servicios resultando acertado. Pero un día no fue. Gavaldón lo mandó traer ya que se estaba retrasando la filmación, y cuando le preguntó por qué no había ido a comunicarle su pronóstico, rascándose la cabeza el nativo ladino contestó apenado: “Se descompuso radio”.

Inés Velasco Estrada viuda de Peña, *La Güera Peña, presume que aparece en una escena que se filmó en la lodosa avenida Chapultepec, casi frente al cementerio, y en calidad de “extra” personificó a una de las 4 prostitutas que fumando, simulaban esperar cliente cerca de los billares. “Las otras eran auténticas”, aclara. Extras, en el papel de plañideras fueron: Concha Abraham, Gabriela López, Amelia Abdejalek. En la despedida lució la banda de El Escolín.

* Raúl Saldaña Cervantes, recuerda que una noche departía con sus amigos Enrique Mc Gregor, Arturo Peredo, Jaime Zamora y Andrés Loya Capistrán en el restaurante bar “Hoyo 19”. Invitaron a bailar a la guapa Cuny Díaz y sus amigas pero fueron desairados. Media hora después entró Ignacio López Tarso acompañado de algunas personas; y cuando el actor bailó con  Cuny sumamente complacida, abandonaron el feudo de Fernando Schwartz y Luis López Rendón.

* Mi tío Bonifacio Zaleta, hermano menor de mi padre, andaba de copas con unos amigos en el Zumbo cuando lo invitaron como “extra” cargando uno de los  féretros en el sepelio bajo una lluvia pertinaz. Pero la toma le oculta el rostro detrás del féretro. Aun así, lo consideramos el artista cinematográfico de la familia.

*El excelente billarista Arnulfo Patiño Ponce “El Profesor”, dobla a Tony Carbajal al hacer una carambola en el billar ubicado frente al hoy Parque Fundadores. Cuando logró el tiro, el director iracundo gritó: ¡Corte! Entre una retahíla de improperios ordenó que Tony le prestara su reloj al Profe para repetir la escena; simple gazapo que el cinéfilo hubiera detectado. Esta escena fue suprimida al editar la cinta. Su hermano Gabriel Patiño también aparece en el billar.

*Ferrel Gutiérrez un muchacho humilde, andaba de parranda cuando escuchó que se necesitaba quien recibiera unos latigazos, a 20 pesos cada uno. “¡Órale!, le dijo un amigo, éntrale!”. Se quitó la camisa pero nada más aguantó el primero. Pidió su paga y continuó la farra. Esta escena fue suprimida cuando se editó la película.

* El predio del kilómetro 47 frente al rancho El Rodeo, fue rebautizado como rancho “La Rosa Blanca”. Muchos años se conservó la ermita con el campanario como se aprecia en la película, en los momentos en que cunde el pánico a causa del violento desalojo  de la hacienda, con maquinaria pesada y matones armados.

Les sugiero que traten de identificar a otros personajes locales en la película “La Rosa Blanca”. Si leen la novela les va a encantar.


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Advertisement
Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Poza Rica de Hidalgo

Aire en Poza Rica, riesgoso para la salud

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Poza Rica, Ver.- Emisiones de gases contaminantes se han advertido en esta ciudad desde inicio de semana, mismos que no solamente provocaron que una grisácea capa de estos la cubriera, sino que este miércoles lograron que la calidad del aire fuera mala.

Desde las 10 horas la medición de los gases que inciden en una positiva o negativa calificación arrojó un nivel asociado de riesgo “moderado”, con el cual se recomienda a las personas pertenecientes a grupos sensibles, “reducir actividades físicas vigorosas al aire libre”. Sin embargo, esa valoración cambió desde el mediodía y hasta las 18 horas.

Según el resultado emitido por la Unidad de Monitoreo Ambiental de esta ciudad y publicado por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del Estado de Veracruz, en ese lapso la calidad del aire fue mala y representó un nivel de riesgo “alto” tanto para los grupos sensibles como para el resto de la población, que sugiere reducir las actividades físicas al aire libre.

Las determinantes en esta medición fueron las partículas suspendidas iguales o menores a 2.5 micrómetros (PM2.5), relacionadas con el empeoramiento de enfermedades respiratorias como la bronquitis e incluso dolencias de tipo cardiovascular.

Tal medición se presenta en medio de los desfogues controlados observados esta semana en el Complejo Procesador de Gas (CPG), caracterizados por una enorme nube de humo negro que a todas horas es visible.

Por Andrea Galicia.

Gráfica Ademir Lozano Neri


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Poza Rica de Hidalgo

Más de mil 500 kilos de jurel capturan en la barra de cazones

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Cazones, Ver. –  Por lo menos mil 500 kilos de pescado jurel fueron capturados este día por pescadores, en el mar de la barra de cazones que permite en parte la fortalecer la economía de las familias de pescadores

En entrevista, padres de familia que se dedican a extraer los productos del mar, informaron que la pesca se dio luego de que se percataran de una mancha en el mar por lo que se aprestaron a lanzar las redes y lograr la pesca.

Explicaron que el pescado tiene un peso de siete a ocho kilos, por lo que los lancheros ingresan al mar con las medidas preventivas para evitar que con el peso del pescado se hundan.

Explicaron que el pez es arrastrado a altamar por las tormentas   en esta temporada del mal tiempo lo que en esta ocasión es aprovechada por los pescadores lograron por lo menos mil 500 kilos.

Este producto tiene un precio en el mercado de ochenta a cien pesos, por lo que viene a fortalecer la economía de varias familias en estos tiempos de crisis, y se comercializa en el municipio mientras que otro se envía a la capital del país.

Explicaron que la captura solo se da entre cuatro a cinco lancheros, porque no pueden ingresar a altamar en la mancha del mar donde se encuentra el jurel en esta temporada del año, que por fortuna señalan es abundante.

Por Isaías García Pérez


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Poza Rica de Hidalgo

Actualizan programa contra la enfermedad de Chagas

Publicado

-

¿Quieres compartir esta nota?

Poza Rica, Ver.- A puerta cerrada y con una estricta vigilancia por parte de elementos del IPAX, el director de Jurisdicción Sanitaria número III, dio arranque a la actualización del programa de prevención y control de la enfermedad de chagas.

Haciendo un claro ejemplo de mantener a la prensa lejos de sus actividades y que de esta forma se pueda documentar el poco trabajo que viene realizando el director Heriberto Jaime Méndez Cruz.

Es de recordar que para combatir este mal es necesario realizar vigilancia epidemiológica basada en educación para la salud, mejoramiento de la vivienda y uso de insecticidas, sin embargo, se teme que el banderazo al equipo que realizará estos trabajos sea puro protocolo, pues es sabido de la nula preocupación del director por hacer su trabajo.

Mientras tanto anuncia con bombo y platillo la actualización de este programa que deberá esparcirse a lo largo y ancho de la zona norte del estado que comprende la Jurisdicción Sanitaria número III, aunado a esto es a recordar que la zona norte es la que más casos ha preguntado en cuanto a este mal.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Impuestos, “coco” de las autoridades, en Poza Rica


¿Quieres compartir esta nota?

Atención Ciudadana

Por este medio de contacto directo podrás realizar reportes o sugerencias.
Por Whatsapp: Whatsapp
Correo: [email protected]

Sigue nuestras redes

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Telegram
Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia