Martínez de la Torre, Ver.- Citricultores de la región ya no la ven llegar, ya que la falta de lluvias los ha afectado de manera considerable, por lo que están padeciendo una fuerte crisis y lo peor de todo es que no han recibido apoyo de ninguno de los tres niveles de gobierno.

Juan de Dios González, citricultor de limón persa en el municipio, manifestó que este año la escasez de lluvia les está afectando más porque ahora la fruta es de menor tamaño, de color más pálido, incluso más seco, y si de por sí los precios son bajos, con las características que muestra el limón, el precio baja aún más.

En tono de broma comentó que el verdadero trabajo no es cortarlo, sino buscar a alguien que lo compre a buen precio porque los compradores le buscan y le encuentran cualquier pretexto para quitarle más valor a su cítrico.

Dijo que este problema que genera la falta de lluvia solamente lo padecen los pequeños productores, porque a diferencias de los grandes, ellos no cuentan con sistemas de riego para seguir produciendo calidad y también cantidad.

Por último, lamentó que no existan proyectos gubernamentales o si los hay, que no tengan la difusión adecuada para afrontar esta situación que están padeciendo los citricultores, por lo que tendrán que seguir esperando las lluvias para que este panorama mejore.