Hasta un millón de pesos tenían que pagar empresarios o políticos que querían reunirse con el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin, según la Secretaría de Hacienda.

Durante una conferencia en Saltillo, la capital coahuilense, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto detalló que las cifras por las que cobraba una cita iban de 50 mil a un millón de pesos.

“Hay un caso de un director de esta empresa, cuyo nombre no quiero acordarme, se apellida Lozoya, que cobraba por cada cita que, se llegara o no a un arreglo con la empresa, con Pemex, les cobraba a los empresarios o a los políticos que iban a tener una reunión con él, entre 50 mil a un millón de pesos por cita”, reveló.

“Perdónenme, pero eso es incompatible con cualquier sistema de corte democrático, si eso hubiera sido en la Uganda lo hubiera entendido, pero no en México de la post transición democrática o en el México que vivimos hoy de la consolidación”, aseguró.