Berlín.- Tras la filtración de estudios donde revela que entre 1946 y 2014, miles de niños sufrieron abusos sexuales a manos de sacerdotes, la iglesia católica alemana se declaró “consternada y avergonzada”.

“Somos conscientes de la amplitud de los abusos sexuales que demuestra el estudio. Nos sentimos consternados y avergonzados por ello”, manifestó el obispo Stephan Ackermann.

Der Spiegel reveló que se documentan 3 mil 677 casos de abuso sexual por parte de mil 670 religiosos católicos.

En 2011, la iglesia católica ofreció una indemnización monetaria a cada una de las víctimas de abuso sexual.

¿Usted qué opina?: