Tuxpan, Ver.- Contratada en el 2014 por la SCT, las obras de construcción de la autopista Tuxpan-Tampico llevan un atraso de más de un año y de acuerdo al avance actual del proyecto, existe el riesgo de que tampoco  se termine en este 2019.

Actualmente se trabaja en el tramo de 11 kilómetros que interconectará con la autopista México-Tuxpan y al que la SCT le ha llamado “Tramo Los Gil-Buenos Aires”. Aquí no se cumplió con la fecha de entrega por conflictos con las comunidades aledañas, entre ellas Frijolillo, Higueral y otras más.

En este tramo ya se concluyó la construcción del puente Tuxpan 2 y se avanza en obras complementarias, como accesos a puentes y los entronques. Una vez terminados estos 11 kilómetros, el ahorro en tiempo, para los que viajan de Poza Rica a Tampico será sustancial, porque ya no ingresarán a la ciudad de Tuxpan.

La última actualización del proyecto indica que la fecha programada de entrega será julio de 2019, pero, también está pendiente el tramo Naranjos-Ozuluama. Cuando se licitó la construcción se estipuló el inicio de operaciones de la autopista el 20 de diciembre de 2017. Esto no se cumplió.

Mientras el tiempo avanza los costos del proyecto se siguen incrementando. En 2014, la SCT estimó que las obras costarían 4 mil 471 millones de pesos y en la actualidad la inversión requerida ha subido a 7 mil 842 millones de pesos, casi el doble.

Cabe recordar que el 3 noviembre 2014 la SCT otorgó la concesión a la empresa “Concesionaria Tuxpan-Tampico S.A de C.V”, misma que en estos momentos ya esta operando el primer tramo de Tuxpan a Naranjos.

Además de los 106 kilómetros de Tuxpan a Ozuluama, también se requerirá mejorar la autopista existente de Ozuluama a Tampico, tramo a cargo de la SCT.