Al igual que Soriana, Chedraui y otros compañías desdeñan las recomendaciones del gobierno mexicano y la OMS

Ciudad de México.- Considerado esencial para combatir la anemia –uno de los graves problemas de salud pública en México-, el hierro está ausente de los productos de harina de maíz que elaboran ocho de las principales compañías del ramo, como Maseca y marcas propias de Walmart, Soriana y Chedraui, que ignoran flagrantemente las recomendaciones de la ley mexicana y de la Organización Mundial de Salud (OMS).

Una investigación internacional conjunta de la fundación Changing Marketsi y la organización Proyecto Alimente reveló que pesar de que la mayoría de las empresas mexicanas de harina de trigo sí utilizan el tipo de hierro recomendado en sus productos refinados, no lo hacen en las variedades integrales, poniendo en riesgo la eficacia de la fortificación como medida para combatir la anemia.

Esas omisiones y el incumplimiento de la industria de la harina se convierten en un problema de salud pública al considerar que el consumo de este producto representa una gran proporción de la dieta básica de la mayoría de la población mexicana: el maíz representa el 72 por ciento del consumo de los granos en México.

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Salud 2012, el estudio encontró que el 62 y el 89 por ciento de adolescentes y adultos en México ingieren hierro de manera inadecuada y en su dieta diaria. Además, entre el 46 y el 52 por ciento de los niños mexicanos no consumen suficiente de este mineral.

“La anemia en México es un problema grave de salud tanto en niños como en adultos. Si la fortificación no se hace de manera adecuada, en el corto plazo, perdemos una gran oportunidad de proveer a la población mexicana con el hierro que requiere mediante dos de los alimentos que más consumimos: la harina de trigo y de maíz. Hay que obligar a esas empresas a rendir cuentas, señala Yatziri Zepeda, del Proyecto Alimente.

¿Usted qué opina?: