Ciudad de México.- El menor de edad que pretenda ser reconocido por su padre tendrá derecho a elegir si su primer apellido será el paterno o materno, así lo estableció la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Si en el caso el niño estaba escolarizado y en los distintos ámbitos de su vida había utilizado el apellido de su madre, sin que hubiera tenido una relación personal con su padre, no resulta razonable que se determine que primero vaya el apellido paterno y después el materno”, argumentaron.

Además “anteponer el apellido del padre contraviene al derecho de igualdad y no discriminación de las mujeres”.

En el mismo tenor la Suprema Corte estableció que el pago de alimentos retroactivos en favor de una niña, niño o adolescente, a diferencia de la pensión alimenticia, debe fijarse en cantidad líquida y no en un porcentaje lo que garantiza de manera más amplia e integral el derecho de alimentos del menor.