Tempoal, Ver.- Con las recientes lluvias que han caído en la región, el periodo de estiaje se ha presentado menos severo como lo había anunciado la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Productores ganaderos señalan que en la zona de Volantín, Terrero y Corozal, las lluvias han dado un respiro, incluso las presas recién desazolvadas u otras construidas agarraron un poco de agua.

A decir de Antonio Azuara del Ángel, el pasto comenzó a agarrar un poco de color y en algunas zonas ha comenzado a salir, lo que de cierta forma amortigua los problemas de agua y alimentación para las reses.

“No es suficiente, pero al menos la situación creemos que no se agravará en algunas semanas más, hemos visto que siguen presentándose frentes fríos y uno está programado esta semana, esperemos que sigan trayendo lluvia”, señaló el habitante de la zona de Pochuco.

Explicó que la situación más complicada en esa actividad económica de la ganadería la tienen los pequeños productores, toda vez que no cuentan con el recurso económico suficiente para la compra de cáscara de naranja como lo hacen los grandes ganaderos, de ahí la importancia para ellos de que siga lloviendo.