Cancún, Q. Roo.- De 8 balazos fue ejecutado un hombre, lo que incrementa la cifra de asesinatos, en este destino paradisiaco.

Inicia Semana Santa con un asesinato doloso; el paradisiaco destino y sus playas de mar turquesa de nueva cuenta se tiñen de rojo, ya que sicarios asesinaron a un hombre al interior de su casa.

No cesan los ataques armados, esta noche de sábado cobra la vida de una persona más, esta guerra de células criminales que continúa con su pugna por tener el completo control de la plaza.

A eso de las 21:00 horas, sicarios que ingresaron a un domicilio ubicado en el andador Pípila, de la región 64, fraccionamiento Donceles 28, irrumpieron brutalmente la tranquilidad, ya que mataron de ocho disparos a una persona que se encuentra en calidad de desconocido hasta el momento.

Al lugar arribaron socorristas de la Cruz Roja, siendo inútiles sus esfuerzos para mantener viva a la víctima, ya que las heridas que le provocaron los disparos le arrebataron la vida al final de cuentas; el lugar fue acordonado por los elementos policiacos. Peritos de la fiscalía fueron los encargados de levantar el cuerpo y trasladarlo al Semefo.