Washington, Estados Unidos.- Las personas diabéticas tienen que inyectarse insulina para llevar una vida normal, algo que resulta sumamente molesto y doloroso. Esto podría llegar a su fin en el mediano o largo plazo debido a que se han desarrollado píldoras de insulina para sustituirlas y hacer menos invasivo el tratamiento.

En el futuro, los diabéticos podrán ingerir una píldora que liberará insulina directamente en el estómago. De acuerdo con Science, estas pastillas fueron probadas de forma exitosa en cerdos, pero habrá que esperar a ver si tienen el mismo efecto en humanos.

Su desarrollo corrió a cargo de científicos del Brigham and Women’s Hospital de Boston, quienes tuvieron la idea de crear píldoras de insulina biodegradables que sean del tamaño de un garbanzo. En un comunicado, revelaron que estas cuentan con microagujas para llevar a cabo el suministro de la sustancia al torrente sanguíneo.

¿Usted qué opina?: