Ciudad del Vaticano.- Los exobispos chilenos de La Serena, José Francisco Cox, de 85 años, y de Iquique, Marco Antonio Órdenes Fernández, de 54 años, fueron expulsados del sacerdocio por órdenes del papa Francisco.

A través de un comunicado, El Vaticano informó que la decisión es el resultado de una investigación interna “y no admite recurso” porque es concordante con “la línea férrea del papa Francisco ante los abusos” sexuales.

En las últimas semanas ya fueron expulsados los sacerdotes chiles Fernando Karadima y Cristián Prech luego de que se destapara una red de abusos y encubrimiento por parte de la Iglesia católica.

¿Usted qué opina?: