Francisco Z. Mena, Pue.- A través de redes sociales están orando por el párroco de la iglesia San Isidro Labrador, Adán Díaz, quien ha recibido mensajes anónimos durante las últimas semanas.

El religioso ha pedido a la comunidad católica que ore, tenga cuidado al salir y que se proteja construyendo las bardas de sus casas porque la ola de inseguridad en el municipio de Francisco Z. Mena es alarmante.

Una de las medidas que el párroco Adán Díaz está tomando es dar atención personalizada únicamente a la gente conocida, ya que ha detectado la presencia de personas sospechosas que acuden a su templo.

Ni las autoridades están exentas del peligro, apenas el pasado 2 de julio el tesorero Urbano Islas estuvo a punto de ser secuestrado; a mediados de junio fue asesinado el director de Obras Públicas, Daniel Ramírez, y su auxiliar.