Nezahualcóyotl, Edomex.- María “N”, una policía de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, fue víctima de presunto abuso sexual por parte de sus compañeros el pasado 12 de agosto.

La mujer narró que circulaba por Avenida Pantitlán, cuando cuatro patrullas de la policía municipal de Nezahualcóyotl le cerraron el paso, los oficiales bajaron de las unidades y comenzaron a golpear su vehículo, le decían groserías y la bajaron a la fuerza, fue entonces cuando un policía le apretó los muslos, le agarró los pechos y le introdujo los dedos en la vagina. No conformes la despojaron de sus pertenencias.

La policía acudió a presentar su denuncia ante la Fiscalía de Género de Delitos Sexuales, donde se abrió la carpeta de investigación NEZ/FVG/SGC/026/227212/19-08, pero posteriormente recibió múltiples amenazas y acoso en redes sociales.

María “N” pudo reconocer a sus principales agresores, pero ahora teme que la despidan de su trabajo.