Fue denunciado ante el Ministerio Público por timar con 40 mil pesos a un alumno, a quien le prometió un título de ingeniero industrial

Tihuatlán, Ver.- Por el delito de fraude fue denunciado Vicente Bautista Méndez, quien funge como director de la UPAV en la sede Tihuatlán.

La víctima de identidad resguardada, acusó a dicho individuo y señala que ante la urgencia de obtener su título como Ingeniero Industrial, una tercera persona lo contactó con el ahora imputado, quien le dijo que con presentar un solo examen y pagar la cantidad de 40 mil pesos, arreglaban el asunto.

Si bien es cierto que el afectado estudió en otra escuela, el trabajador de la UPAV le dijo que por un supuesto convenio con la SEP, él podría ayudarlo a conseguir el título, sin mayores complicaciones.

Se sabe que el pago se realizó en dos partes, siendo en diciembre de 2017 cuando se liquidó el monto solicitado.

Pagada la cantidad, el interesado preguntó en qué tiempo le hacían entrega del importante documento. “En poco tiempo te llega”, le dijo el ahora denunciado.

Pasaron varios meses, y al no tener respuesta, el afectado contactó nuevamente al director, quien le pidió unos días más para hacerle entrega del título; sin embargo, de nueva cuenta fue engañado.

La situación comenzó a tornarse preocupante, pues ya había pasado un año y no le habían entregado nada. Sólo excusas, ya que durante todo 2018, el abusivo individuo ni siquiera contestó las llamadas.

Fue este fin de semana que se denunció a Vicente Bautista Méndez, quien efectivamente labora en la UPAV, pero en el plantel bachillerato y no en licenciatura, como se había ostentado.

Además, quien denunció, asegura tener todas las pruebas de que sólo fue estafado pues ya pasaron más de dos años y no hay respuesta; por si fuera poco, el individuo sólo le contestó la llamada para decirle que no le va a devolver el dinero y tampoco el título, “que le hiciera como quisiera”.

Ante tal situación, ya se puso en conocimiento de las autoridades competentes para que se deslinde responsabilidad, al presumirse que se cometió el delito de fraude.

Por Clemente Hernández Reyes