Álamo, Ver.- Citricultores preparan sus parcelas para cosechar, recibieron 40 toneladas de abono orgánico del municipio.

Con el fin de mejorar la fertilidad del suelo, anticipándose a la floración de sus huertas y que éstas tengan un mejor rendimiento; el producto fue proporcionado a través de la Universidad de Chapingo, que a su vez proporcionará asesoría técnica a los productores beneficiados.

El abono que recibieron los campesinos, que pertenecen a la cooperativa Productores Orgánicos de la Huasteca, consiste en harina de rocas, con la cual se busca incrementar la producción de cítricos; la entrega fue coordinada por el Ing. Gumersindo López, de la Universidad de Chapingo, quien no sólo se hizo cargo de la entrega, sino que también proporcionará asesoría técnica hasta alcanzar el mejor desarrollo en la producción de la zona.

Este fertilizante que es acompañado por otros complementos nutritivos para las los árboles, beneficiará cerca de 35 hectáreas de suelo donde actualmente se están desarrollando trabajos agroecológicos para el mejoramiento de la producción.

Por Alberto Lee