Tantoyuca, Ver.- Por increíble que parezca, en la pasada reunión de morenistas realizada en Tantoyuca, se vio a viejos y nuevos dinosaurios queriendo simpatizar.

Si el partido político que destronó al PRI como segunda fuerza municipal, quiere seguir su buen camino rumbo a un mejor futuro, deberá poner mayor atención en quiénes quieren sumarse a sus filas.

Entre los “prominentes” políticos que se fueron acercando se pudo ver a Jorge Morales, quien fue diputado local y trató de ser alcalde de Tantoyuca por el PRI; a Ezequiel Vera, quien fuera juez de barandilla en la administración municipal de Trinidad San Román Vera; a Miguel Blanco, hijo del conocido notario público Luciano Blanco. Entre otros de menor o nula importancia que ya buscan entremeterse a fin de figurar.