Taiwán.- En un referendo, y con 7.39 millones de votos a favor, el país asiático decidió no llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo, las cuales también fueron aprobadas este mismo sábado.

Entre otros temas que también se avalaron en la consulta fueron la enseñanza de la homosexualidad, el cambio de nombre del equipo olímpico o la energía nuclear.

Con 6.17 millones de sufragios los ciudadanos votaron para proteger los derechos de las parejas gays con una ley especial, pero sin llamarlo matrimonio.

“Taiwán no está preparado para llamar matrimonio a las uniones del mismo sexo, pero protegeremos los derechos de las parejas del mismo sexo con una ley especial sin cambiar la ley matrimonial», señaló el coordinador de la Coalición para la Felicidad de Nuestra Próxima Generación, Tseng Hsien Ying.