Estados Unidos.- 14 migrantes de origen mexicano fueron trasladados a un campo de Wisconsin, en donde eran obligados a realizar jornadas de 12 horas durante casi toda la semana, negándoseles la atención médica, y teniendo un descanso de tan sólo 30 minutos.

Por esta razón fiscales federales detuvieron a cinco personas acusadas de trata de personas, en donde un documento detalla que a las víctimas se les había incluso quitado su documentación para que no viajara, durmiendo en el piso amontonados en habitaciones de hoteles.

Tras la declaración acusatoria, dada a conocer este martes se señaló que fueron imputados Daniel García, de 28 años, Saúl García Jr., María Remedios García Olalde, de 52, Daniel García, de 28 y Saúl García, de 49 años, quienes aún no cuentan con abogados para su defensa.

Por otra parte la autoridad de aquel país enfatizó que para este juicio se busca el asegurar cerca de 15 vehículos y 15 propiedades en Georgia.