Puebla, Pue.- A golpes, así pretendían arreglar sus diferencias los diputados Héctor Alonso Granados y Gabriel Biestro Medinilla, quienes se enfrentaron en plena sesión del Congreso de Puebla.

Y es que Alonso Granados respaldaba pretendía que el personal de seguridad permitiera la entrada de un grupo de la Asamblea Social del Agua y culpó al presidente de la Junta de Coordinación Política de impedirlo.

En un arranque de furia, el exmorenista se acercó a la curul de Biestro Medinilla y le dio una palmada en la espalda, luego golpeó la mesa y lo retó a puñetazos, sin embargo, otros legisladores intervinieron.

Finalmente, Alonso Granados arrojó al piso la tableta con la que realizan la votación electrónica y el conflicto no pasó a mayores, tras lo cual se reanudó la sesión.

Redes