Coatzintla.- A través de cooperaciones voluntarias, los vecinos de la colonia Morelos compran lámparas y las mandan a instalar para iluminar sus calles.

La señora Beatriz Tomás Muñoz, quien desde hace 30 años vive en ese sector poblacional, narró que la autoridad local sólo les instaló una lámpara, pero con aportaciones voluntarias de los ciudadanos han podido iluminar sus calles, y cada vez que se descompone, ellos tienen que pagar.

“Los focos los tenemos que comprar entre los vecinos para poderlos tener porque no los pone el Ayuntamiento. Hemos tenido que ir con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que vengan a instalarnos los focos, pero tenemos que pagar”, exclamó la lugareña, quien lamentó el desinterés del gobierno municipal por mejorar las condiciones de las familias que residen en la avenida Mariano Matamoros.

Indicaron que en ese lugar, durante las tardes y noches, arriban jóvenes que consumen bebidas embriagantes y estupefacientes, situación que genera temor e inconformidades entre los pobladores de Coatzintla.

Por José Martín