Xalapa, Ver.- En el marco de la conmemoración del “Día Mundial del Linfoma”, la Delegación Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, recomienda a los derechohabientes, prestar atención a los síntomas por el mencionado padecimiento, recomendó la hematóloga del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11, Olga Verónica Rodríguez González.

Los síntomas que se manifiestan con la presencia de un linfoma son: sudoración abundante, pérdida de peso repentina, fiebre, crecimiento de protuberancias en cuello, axilas o ingles; lo mejor es detectar un linfoma en su etapa inicial, ya que si se detecta a tiempo es curable, sin embargo, debe pasar un lapso de por lo menos 10 años sin recaída, para considerarse totalmente aliviado.

Lo anterior, es con el propósito de detectar oportunamente el linfoma y que acudan con un especialista, para iniciar el tratamiento adecuado. Los linfomas son una forma de cáncer que se presenta  en  el tejido linfático, cuya función es producir las defensas del organismo; actualmente se han detectado más de 70 tipos de linfomas que se clasifican en  Hodgkin y no Hodgkin.

Existen diversos tratamientos para la enfermedad: quimioterapia, radioterapia o medicamentos tomados, lo cual dependerá del tipo de linfoma que se tenga y la etapa en la que se detecte; los cuidados básicos que debe seguir un paciente con linfoma son: alimentarse bien, beber abundantes líquidos y evitar el contacto con personas con gripe o tos.

Con la finalidad de disminuir los índices de mortandad en las personas por los casos de linfoma, en los módulos PrevenIMSS se realizan pláticas de orientación a los derechohabientes para su pronta detección y envío oportuno al servicio de hematología y oncología.

La especialista mencionó que los linfomas no se heredan, sin embargo, cualquiera puede ser propenso a sufrir este tipo de cáncer, en diferentes etapas de la vida, sean mujeres, hombres, niños, jóvenes o adultos, por lo cual se reitera la importancia de la autoexploración.

¿Usted qué opina?: