Álamo, Ver.- La madrugada de este sábado un jornalero que se dirigía a su trabajo a bordo de una motocicleta sufrió una aparatosa caída luego de que a mitad del camino se le cruzara un perro; tras atropellarlo derrapó cerca de 20 metros sobre la carretera, aunque sólo resintió algunas escoriaciones y golpes.

Carlos Manuel Arenas Hernández, de 17 años, con domicilio en el ejido Álamo-Tortuga y de ocupación cortador de naranja, se dirigía como de costumbre a Estero del Ídolo, cerca de las 5:30 de la madrugada, a bordo de su motocicleta Italika F-150 amarilla cuando, a la altura del puente que conduce a la colonia Loma Bonita de Chapopote de Núñez, el canino se le atravesó, no pudo esquivarlo y sobrevino el percance.

Paramédicos de Sirena prestaron auxilio al joven, quien sólo presentó escoriaciones abrasivas en piernas y brazos a pesar de lo aparatoso del incidente; Carlos decidió no ser trasladado al hospital y prefirió regresar a su domicilio en su moto. El cadáver del perro quedó tendido a un costado de la carretera.

Por Alberto Lee

¿Usted qué opina?: