Tampico Alto, Ver.- Una antigua placa que data del año 1873 fue robada del panteón municipal y se desconoce su paradero, por lo cual el tataranieto de la persona fallecida denunció el robo de esta pieza de mármol con letras en relieve.

Fue el profesor Jesús Benjamín Arteaga quien dijo que esta pieza pertenecía a la tumba de su tatarabuelo, que falleció a los 75 años, y fue sepultado en el panteón Señor de las Misericordias.

Indicó que fue hace dos meses que se percató que la bella placa donde se destaca el nombre de su familiar y el agradecimiento de sus seres queridos, desapareció de la lápida, y pese a ello no se ha dado con el paradero.

Agregó que no se trata del valor material de la placa, más bien es sentimental y familiar porque es parte de la historia de varias generaciones, y es lamentable que otras tumbas estén tan vulnerables como lo estaba la de su ancestro.

Dijo que el actual panteón es una segunda etapa, ya que la primera fue en la zona donde estaba el panteón primitivo en la iglesia del Señor de las Misericordias.

Los pueblos prehispánicos ahí enterraban a sus pobladores, y al construir la parroquia fueron sacados restos, moneda de oro, botonaduras de los trajes de los soldados y luego se pasó  al sitio actual. Manifestó que ahí se ubican 11 tumbas muy antiguas que datan desde 1700 y 1800 en adelante.

Por Francisco Díaz

¿Usted qué opina?: