Veracruz, Ver. – Encargadas de estancias infantiles de la conurbación reprochan el cierre de esos espacios que, en el país, albergan a unos 300 mil niños.

 Con pancartas en mano, el grupo de más de 100 inconformes, aseguraron que la desaparición de las estancias pone en riesgo la seguridad de cientos de niños y las madres trabajadoras ya no tendrían un lugar donde puedan cuidar a sus hijos mientras se ganan el pan de cada día.

Las quejosas criticaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador busque quitarles el presupuesto para dárselo directo a los padres de familia.

Señalaron que a nivel nacional son más de 9 mil estancias infantiles, y serán más de 300 mil los niños afectados por esta decisión.

Consideraron que si hubo corrupción al interior del programa Sedesol deberían castigar a los corruptos, y no afectar a todos los niños y familiares que se benefician con el uso de las estancias infantiles.

En entrevista, Eugenia Rabanales Mendoza, dijo que ante la falta de solvencia se han visto obligadas a despedir personal y reducir gastos.

Aseveró que resulta imposible seguir sin el apoyo del gobierno por lo que podrían cerrar varios establecimientos en las próximas semanas.

Mencionó que en el caso de la conurbación Veracruz-Boca del Río estarían en riesgo de desparecer 43 estancias infantiles.

Cabe destacar que las decenas de manifestantes se concentraron en el Tranvía del recuerdo y caminaron toda la avenida Independencia, hasta los bajos del palacio municipal.

Aseguran que de no recibir una respuesta rápida y favorable tomarán medidas más drásticas.

Por Julio Ortiz

¿Usted qué opina?: