Cazones, Ver.- Al acercarse la temporada en que los ríos presentan su más bajo nivel, es necesario tomar las precauciones necesarias, para evita se den casos de mortandad de ganado.

Lo anterior, declarado por Juan Gabriel González Acosta, presidente de la Asociación Ganadera Local.

Por ser el ganado bovino el más vulnerable a las altas temperaturas es que se exhortó, a todos los que se dedican a esta actividad productiva, a proteger a sus animales, antes de que comience la temporada de estiaje.

La falta de agua afecta directamente la alimentación del ganado, lo que debilita a los animales, haciéndolos bajar de peso de manera inmediata y en momentos pueden hasta morir por no alimentarse ni hidratarse como requieren.

¿Usted qué opina?: