Poza Rica, Ver.- Al menos 100 comerciantes del tianguis de la colonia Ignacio de la Llave, manifestaron su inconformidad luego de ser desalojados por personal de industria y comercio.

A pesar de la contingencia, los comerciantes aseguran que es una estrategia exagerada pues ellos y sus familias viven al día y tienen que trabajar o de lo contrario, no tendrán que comer.

Aseguran que la opción más viable es que el Ayuntamiento divida el grupo de comerciantes y unos puedan trabajar el miércoles y el resto el domingo.

Los vendedores en su mayoría mujeres piden que esta medida sea igualitaria pues de nada sirve cerrar los negocios locales si las tiendas comerciales siguen vendiendo. “Eso es querer afectar la economía de la gente de aquí y ayudar a las empresas grandes”, dijo una comerciante que aseguró que desde las 13:00 horas de este miércoles fueron retirados.

Asimismo, advirtieron que acudirán al Ayuntamiento en busca de una solución pues saben que la pandemia del Covid-19 existe, pero si ella deja de trabajar ni comerían.

Será hasta el 23 de abril cuando la dirección de comercio permita nuevamente que los tianguistas puedan ofertar sus productos. Los comercios pequeños representan uno de los sectores más afectados por el Coronavirus en Poza Rica.