Ciudad de México.- Al sentir un fuerte dolor en el pecho y ante el temor de morir, un joven de 32 años que dijo llamarse Federico López Reséndiz acudió en busca de auxilio ante el jefe de estación del Sistema Colectivo Metro en bulevar Puente Aéreo. Al ser interrogado informó que unos minutos antes le habían realizado un electrocardiograma donde supuestamente no había ninguna irregularidad, algo que puso en duda y en cuanto se sintió mejor expresó su voluntad de buscar una segunda opinión médica.

¿Usted qué opina?: