Miami, Estados Unidos.- Chica de 19 años, sobreviviente de un tiroteo en su escuela, se suicidó este fin de semana.

Sydney Aiello, quien se convirtió en activista contra el libre uso de armas en su país, no pudo superar la depresión tras la tragedia que vivió.

Su madre informó que ella sufrió la culpa de ser sobreviviente del ataque perpetrado por Nikolas Cruz, en el que murieron 17 personas.

La joven padeció trastorno de estrés postraumático y aunque acudía a la universidad, tenía miedo de estar en un aula.