Nueva York, EE. UU.- Luego de que el jurado hallara culpable de 10 cargos al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, la condena se conocerá el 25 de junio.

Tras seis días de deliberaciones en lo que se conoce como “el juicio del siglo”, las ocho mujeres y cuatro hombres que componen el jurado contra el capo mexicano consideraron que es culpable de las acusaciones del gobierno estadounidense.

Los primeros tres cargos que se le imputaron son participación continua en una empresa criminal; conspiración internacional para producir y distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana; y conspiración para importar cocaína.

Conspiración para distribuir cocaína es el cuarto cargo; las acusaciones 5, 6, 7 y 8 son distribución de cocaína a nivel internacional; y los últimos dos son uso de armas de fuego y conspiración para blanqueo de ganancias producto del narcotráfico.

LOS TESTIGOS QUE LO HUNDIERON

La Fiscalía de Nueva York, durante cuatro meses, desfiló testigos por la corte federal de Brooklyn para el caso que llevaba el juez Brian Cogan. Entre los declarantes están exsocios de “El Chapo”, empleados, agentes e incluso una examante.

El primer gran testigo fue Jesús “El Rey” Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, quien relató que recibían la droga en lanchas rápidas, barcos pesqueros, aviones o incluso contenedores comerciales, y luego la enviaban a Estados Unidos.

Miguel Ángel “El Gordo” Martínez, quien vivió protegido durante años después de aceptar cooperar con el gobierno estadounidense, habló de los millonarios sobornos de Guzmán Loera a la Policía en México. Él embarró en los negocios a Guillermo González Calderoni, excomandante de la Policía Judicial que recibió cerca de 10 millones de dólares dos o tres veces.

Víctor Vázquez , un agente de la DEA que narró cómo fue la operación para detener al narcotraficante en febrero de 2014, cuando fue capturado por un equipo de 24 marinos mexicanos en un hotel de Mazatlán.

La “Chapodiputada” Lucero Sánchez declaró que comenzó una relación “El Chapo” cuando Emma Coronel estaba embarazada de sus mellizas y que también traficó cientos de toneladas de mariguana para el capo mexicano.

Dámaso López Núñez, exsubdirector de Seguridad y Custodia en el Penal de Puente Grande, Jalisco, cuando el capo se fugó. Confirmó la versión de la fuga de “El Chapo” en un carrito de lavandería y agregó que al capo le parecía injusto que estuvieran presos 50 custodios que nada tuvieron que ver con su evasión.