Culiacán, Sinaloa.- Sicarios dispararon contra la Unidad habitacional 21 de Marzo donde viven familiares de militares en activo, como parte de la presión que ejercieron para que liberaran a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán.

Esposas de soldados que participaban en el operativo, confirmaron que los delincuentes llegaron y dispararon contra las viviendas y de inmediato hubo reacción del personal castrense que resguarda el fraccionamiento.

Algunas de las balas penetraron en la zona departamental y dañaron algunos vehículos, por lo que rápidamente hubo un enfrentamiento pues los militares que mantienen vigilancia del lugar respondieron el fuego.

“Vivimos momentos de terror”, dijeron vecinos, quienes aclararon que sí bien nunca penetraron en la unidad habitacional, no descartan que hubiera ocurrido sin la presencia de guardias que enfrentaron a los civiles armados.