Ciudad de México.- La Ley Federal de Remuneraciones de servidores públicos sigue suspendida pese a la solicitud del gobierno del presidente López Obrador.

Y es que la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación decretó infundados tres recursos de reclamación por la suspensión otorgada por el ministro Alberto Pérez Dayán al Senado.

De este modo, el mandatario recibe su primera derrota legal en el tema de los salarios a funcionarios, que, insiste, no deben ganar más que él, es decir, 108 mil pesos mensuales.

¿Usted qué opina?: