Inicia el Ministerio Público investigación por abuso de autoridad; víctima exige justicia

Poza Rica, Ver.- Con heridas en la espalda, piernas y glúteos, el señor José Efrén Avilés del Valle denunció al comandante de la Policía Municipal de Cazones y a un grupo de policías, quienes asegura que escudados bajo su uniforme lo llevaron hasta las celdas y lo tablearon en venganza derivada de un hecho ocurrido días antes.

La víctima reconoce que todo inició cuando él tomaba algunas cervezas afuera de una tienda de conveniencia, y justo en ese momento llegaron los policías para detenerlo. “Espósenlo”, dijo el comandante al que conoce como el Juanelo, un exmilitar que actualmente dirige la Policía en Cazones.

Tras el altercado el afectado acudió al Ayuntamiento para poner en conocimiento de la autoridad esos hechos, donde se citó al comandante y éste se comprometió a que no habría represalias. No obstante, pasaron algunos días y nuevamente fue intervenido por policías que obedecieron las órdenes del comandante Juanelo. La víctima asegura que fue llevado a las celdas preventivas, donde lo golpearon, pero ya no había motivo para detenerlo. Acusa que fue privado de su libertad.

“Se metieron a mi casa, tengo pruebas que ya ofrecí al Ministerio Público para que se castigue a estas personas porque esto es un abuso”, dijo ante este medio afuera de la Unidad Integral de Procuración de Justicia.

Tras mostrar las lesiones, responsabilizó a los elementos de lo que pueda ocurrirle a él y a su familia, pues también allanaron su domicilio con lujo de violencia y amenazaron a sus hijos.

Los hechos quedaron registrados bajo la investigación 2648/2018 integrada en la Fiscalía séptima investigadora. Asimismo, el dictamen del médico legista confirmó las lesiones que presentaba el afectado en gran parte del cuerpo, mismas que podrían ocasionar el delito de lesiones dolosas.

 

Es importante mencionar que antes del cierre de esta edición, uno de los policías involucrados dijo que “las cosas no ocurrieron así, y que el señor Avilés se golpeó solo, pues ellos ni lo tocaron, incluso antes de ser detenido amedrentó con botellazos a los guardianes del orden”.

Además de las lesiones, el comerciante acusa que lo despojaron de dinero, tarjetas bancarias, y aunque ha recuperado parte de eso, el dinero sigue sin aparecer.

El caso podría ser consignado ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos, pues no es el primer caso de este tipo en Cazones.

¿Usted qué opina?: