Ciudad de México.- Un taller de derechos humanos y expresiones de género es la única consecuencia para el subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, quien se refirió a las mujeres como pirujas y nalguitas, lo que desató que diversos sectores pidieran su renuncia, excepto el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

A través de su cuenta de Twitter, el exlíder de las autodefensas anunció: “A fin de fortalecer en el ámbito personal e institucional la cultura de Igualdad y No discriminación; junto a nuestro personal iniciamos el taller: ‘Derechos Humanos, Igualdad y No discriminación por Orientación Sexual e Identidad y Expresiones de Género’”.

TE RECOMENDAMOS: https://www.vanguardiaveracruz.mx/sfp-investigara-si-mireles-violo-codigo-de-etica/

En la conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador indicó que ya había tratado el tema hasta donde consideraba que se pudiera llegar. “Le pedí respetuosamente que ofreciera una disculpa, ya lo hizo e incluso está dispuesto a recibir información de cómo respetar a las mujeres y cómo todos debemos hacer a un lado el machismo”, dijo.

Añadió que es partidario de la readaptación y el perdón ya que ningún ser humano es perfecto. “Lo importante es no mantenernos en el error, rectificar”, abundó y dejó claro que una destitución o sanción sólo sería posible si hay una denuncia.