Ciudad de México.- La termoeléctrica que impulsa AMLO en Morelos, podría ser traída a Tuxpan o Poza Rica, ante la oposición legal y social que existe en 3 estados.

Comuneros de los estados de Puebla, Tlaxcala y Morelos han interpuesto amparos, no solo contra la termoeléctrica en Huexca, sino también contra el gasoducto y un acueducto de más de 10 km, que abastecerá de agua el proyecto. Estas disputas legales podrían llevarse años en resolverse.

El “plan B” del presidente Andrés Manuel López Obrador podría ser construir una nueva central de ciclo combinado en Tuxpan, donde ya existen gasoductos operativos, el agua es ilimitada y además, se tienen líneas de transmisión hacia el centro del país (Texcoco).

CFE Generación VI se adelantó al escenario que hoy existe y ya tiene listo el proyecto para construir, en Tuxpan, la Central de Ciclo Combinado Adolfo López Mateos (CCC PALM Fase 1), con una capacidad de generación de 1,000 MW.

Esta nueva planta se instalaría en terrenos aledaños a la Termoeléctrica, en una superficie de 8.9 hectáreas. El costo estimado de este proyecto es de 602 millones de dólares, es decir, unos 200 millones de dólares menos que el proyecto Morelos.

También hay condiciones para instalar la nueva termoeléctrica en Poza Rica, donde recientemente se modernizó la termoeléctrica convencional y pasó a ser ciclo combinado. Aquí también hay un gasoducto habilitado, redes de distribución al centro del país, pero, con limitantes de agua.

El presidente López Obrador no tiene muchas opciones, por lo que todo apunta que se decidirá por instalar las unidades de generación en el estado de Veracruz.