Agua Dulce, Ver.- En la localidad apenas cuentan con una patrulla en malas condiciones y dos elementos para más de 47 mil unidades.

Hace algunos días circularon en redes sociales las nuevas unidades con las que cuenta Tránsito del Estado en el puerto de Coatzacoalcos, un vehículo Dodge Charger de la misma línea que utiliza la Policía Federal de Caminos y una camioneta doble cabina, mejoría que no es palpable en otras delegaciones.

Tal es el caso de este municipio, donde los recursos por parte de la Dirección General de Tránsito del Estado caen a cuenta gotas, pues solamente cuentan con una patrulla de modelo bastante antiguo y en condiciones mecánicas limitadas.

Es gracias al esfuerzo de los propios agentes, quienes han tenido que invertir de su bolsillo para la reparación de la patrulla por seguridad personal, que la unidad se mantiene funcionando, aunque sólo sirve para traslados dentro del municipio.

“Es una unidad muy vieja, las llantas las compramos nosotros por seguridad, no es un vehículo confiable para salir a carretera aunque tenemos que cubrir varias zonas de caminos estatales, para una persecución simplemente no sirve”, cuenta un elemento.

Los uniformados hidrómilos consideran que es imposible que los doten con una patrulla de lujo, como la de Coatzacoalcos, aunque consideran que si podrían recibir una unidad que dignifique a la institución y sirva para el trabajo diario sin tener que estar lidiando con las constantes fallas mecánicas.

Incluso hace varios años había en la corporación algunas motocicletas, las cuales por la falta de recursos para mantenimiento y de personal que la operara, fueron sacadas de circulación; ese tipo de unidades resultan muy prácticas en Agua Dulce, pues es fácil que avancen en las calles estrechas y múltiples callejones.