Ciudad de México.- El exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, cumple con todos los requisitos para que termine de cumplir su sentencia en prisión domiciliaria, al menos así lo considera la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Explicó que uno de los factores a considerar es que tiene más de 70 años, además de su precario estado de salud y que “no representa un peligro, no hay una situación de riesgo por su excarcelación o prisión domiciliaria”.

La funcionaria recalcó que Villanueva es un hombre que lleva 20 años privado de la libertad y también estuvo en una prisión preventiva, por lo que el gobierno federal está dando el “empujón” para que pueda seguir la condena en su casa, decisión que, finalmente, corresponde al Poder Judicial.

“Vamos a ver qué dicen los tribunales, pero estamos empujándolo, porque el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) sí está muy consciente de su estado de salud y los años que lleva en prisión, que son prácticamente 20”, concluyó.