Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México logró la vinculación a proceso del sacerdote Francisco N, acusado del homicidio del estudiante Hugo Leonardo Avendaño.

Luego de siete horas y media de la audiencia, el sacerdote fue vinculado a proceso, pese a que la defensa alegó que las pruebas no eran muy claras.

Francisco “N”  tiene un plazo de tres meses para presentar las pruebas  para demostrar su inocencia.

Cabe señalar que de no lograr demostrar su inocencia el padre podría alcanzar una penas de hasta 59 años de cárcel.