Xalapa, Ver.- El exfiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, señaló que tanto él como su familia, tuvieron que salir de la ciudad, pues en un acto de seguir amedrentándolo, le fue retirado el personal de seguridad que lo custodiaba, dejándolos solos.

Winckler Ortiz aclaró se encuentra en un lugar seguro en espera de que se tomen las decisiones en torno a su caso.

“Estamos en un lugar seguro, estamos esperando a ver qué pasa con las decisiones jurisdiccionales, pero sí, la situación es bastante complicada y de riesgo”, señaló.

Apuntó que los elementos le fueron retirados de manera arbitraria desde que llegó la policía a resguardar las instalaciones de la Fiscalía, luego de su remoción.

“Se ordenó que se concentraran todos los elementos y los vehículos que estaban asignados a la seguridad del suscrito y de mi familia”, apuntó.

Por último, abundó que está situación es muy riesgosa para él y su familia, pues están expuestos a cualquier ataque de algún grupo delictivo ya que le ha tocado manejar casos de criminales peligrosos y por ley debería de conservar la seguridad.