Nuestras Redes

Columnistas

Clementina Monrroy.- La gasolina

Publicado

-

Artículo de Leonardo Zaleta
Cronista de la ciudad

¡Hola, doña Gasolina! ¿Cómo ha estado? ¿Qué dice ese sabroso mole de guajolote y ese chileajo de carne de puerco?

¿Qué quieres que diga el jijo de la…si no tiene trompa para hablar? Al contrario, está pidiendo a gritos una trompa para que se lo trague, porque está como de casamiento.

El burbujeante mole de guajolote, contenido en una enorme cazuelota de Tlaquepaque hacía al hervir un guiriguiri sobre el fogón de leña de laurel, mientras una indita “revestida” aplaudía las bolas de masa frente a un comal de barro traído de Ojital.

El humo del fogón mezclado con el fuerte olor del chiltepín que estaban tostando, hacía que nos escurrieran las lágrimas con los mocos, en el curso de la entrevista.

Doña Clementina, que la “raza” bautizó con el sobrenombre de “La gasolina”, es una de esas mujeres aventureras y mal habladas que han seguido la ruta del petróleo y la del chicle.

De origen chicontepecano, a los 18 años enviudó y después, como dice ella “se tiró a la vida”, yéndose a Cacalilao, cuando el auge del petróleo, poniendo allí su primera fondita.

Más tarde recorrió aquellos campos legendarios de Chinanpa, Amatlán, Mata Redonda,  Juan Casiano, Zacamixtle, Potrero del Llano y Cerro Azul, en todos ellos dándoles de comer a los trabajadores.

Llegó a Palma Sola en 1919, donde conoció a muchos viejos trabajadores que aún laboran en esta ciudad. Más tarde la mandaron a Miahuapan con una cuadrilla de obreros. ¡Qué montañas! ¡Qué soledad! La selva parecía un infierno de víboras y fieras. Allí iban Pancho Neri, Benito Rodríguez, Amado Valdez y el Borrado Vigueras.

“Estuvimos durante nueve meses. Tenía que darle de comer a 40 trabajadores. Se perforaba con pulseta y con bestias; las calderas usaban leña de zapote. Los domingos, para no aburrirnos, organizábamos nuestras pachangas y como yo era la única mujer, tenía que auxiliarme con un cocinero que había conseguido en Pánuco, llamado Lupito, al que disfrazábamos de mujer para que la raza se hiciera las ilusiones de que éramos dos viejas. ¡Hasta se peleaban por él, y nos repartíamos el trabajo, veinte para cada quién!”

“Una vez, la palomilla no tenía dinero y quería vacilar. Entonces, que me encampanan a un gringote al que le decían Yoni, con el cual estuve durante diez días. Todo el dinero se lo di a los muchachos, porque realmente ganaban muy poco y no les alcanzaba para mandarle a sus familias”, recordó.

Llegó a Poza Rica en 1926, con la primera cuadrilla que vino a perforar el pozo No. 6. “Nos venimos a pata desde Palma Sola, porque ‘El Tejón’ y Pancardo quemaron un puente y no podía pasar la máquina”. “Llegando me hice querida de don Goyito Rodríguez, el dueño que era de las tierras de Poza Rica, nada más que luego nos dejamos, porque era muy celoso y naturalmente yo tenía que complacer a toda la “camellada”, menos con los chales porque me dan asco”.

* Se trata de pozo “Poza Rica No. 2” ubicado en la actual colonia División de Oriente, en terrenos propiedad del señor Gregorio Rodríguez; actualmente de sus sucesores.

“El primer baile que hubo en Poza Rica lo hizo doña Tacha García, una señora que vivía en la curva de Coatzintla. Me llevé a todas las gatas que tenía (la primera sociedad), y me tuve que disfrazar de hombre, para que no nos echaran montón en el camino, ya que teníamos que cruzar por el monte alto. Éramos como 12 mujeres para 60  hombres. Allí mataron a un soldado, porque en esa época no había más ley que la del más macho. No se tomaba cerveza sino refino, caña, tequila, mezcal, chínguere, y no había más”.

“No sé cómo me descubrió Juan Fisher que yo andaba disfrazada de hombre. A fuerza quería bailar conmigo, por lo que al ver el peligro, arranqué a correr por el monte, hasta que me alcanzó. Por cierto, no es tan fiero el león como lo pintan”.

Al poco tiempo (doña Clementina) se aburrió y se fue en un enganche para Belice, con una compañía chiclera. Allí pescó el paludismo que hasta la fecha no se ha podido curar, regresando a Poza Rica a fines de 1931. Puso su manteado, con sus cazuelas, frente a lo que después fue la puerta número 1. Allí vendió comida a los primeros obreros que llegaron, cobrando 50 centavos diarios: frijoles, gordas, chile, algún huevito, su trago de caña, y de vez en cuando su “juanita” (marihuana).

En esa fondita comieron muchos obreros que hoy, por cierto, ni le hablan, y otros, por el contrario, son muy agradecidos. La mayoría se fueron con todo y mecate (adeudándole).

Allí comió Luis Milo, Cosme Pantín, Constantino Casanova, don Darío Manzo, Matías Luna, Mario Nolivos, Pepe Galván, los “gallegos” Sáenz, Pedro Messeguer. Esa fonda fue el pie veterano del viejo mercado, cuando la mayoría de los comerciantes hoy en prosperidad vendían caña con soda, otros andaban con su canasta de blanquillos (huevos) y los más, con sus trapitos al hombro.

Allí estuvo, hasta que el difunto Aureliano Perea “guardia blanca” de la Compañía (El Águila) la corrió, porque vendía caña a los trabajadores.

Una vez hizo un baile y como no había orquesta, Adalberto Mancilla quería adaptarle una cuerda de vitrola a un radio, para ver si tocaba, porque este estaba descompuesto y como no pudo, terminó tocando el órgano (la armónica), para que bailaran.

Cuando la huelga de los 57 días (1937) nos dice que perdió ella más que la compañía El Aguila, porque su fonda se la acabaron. Guadalupe Madrigal era secretario general y todos los días iba a ver que no les diera aguardiente a los obreros. Entonces enterró un galoncito y “La cachetona” y otros más tomaban, para que no se diera cuenta, con un hule de lavativa.

Después de que se quemó el mercado (1947), perdió todo lo que tenía y hoy, esa mujer, que debe ser venerada por los obreros petroleros, vive en el más completo olvido, en la galera de las “garnacheras” del nuevo mercado, suspirando por tener, como dice ella, un localito de esos de 90 pesos mensuales.

¡Eso es imposible! En estos años de ingratitudes. Porque pocos son los que sienten y quieren con sinceridad al Poza Rica de ayer, que es de donde nació el Poza Rica de hoy y el de mañana.

oOo

NOTA.-Texto publicado en el semanario “Comentarios” No. 3, el 18 de mayo de 1953, ilustrado con una viñeta de Teodoro Cano. Director.- José A Messeguer. Administrador, Edmundo Cárdenas Alvarez. Redactores: Simón Villegas, autor de la columna Radio Comentarios, bajo el seudónimo de Orejotas,  y Agustín Ochoa Arana, autor de la comuna “Trilogía angular”. Presumiblemente y con fundamento en el estilo coloquial que siempre lo caracterizó, se puede atribuir al profesor Edmundo Cárdenas.

La señora María de Jesús  de Messeguer era la autora de la columna “Para la mujer” bajo el seudónimo de “Chuy”. Poza-Rigrama era el crucigrama  elaborado por Che-món.  (Simón Villegas). Y el cartón de la semana un dibujo de Teodoro Cano.

Algunos datos fueron agregados por el cronista de la ciudad, Leonardo Zaleta, para su mejor lectura.

Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

LA  NOVELA “POZA   RICA”

Publicado

-

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de la ciudad.

Resulta extraño pero al mismo tiempo reconfortante, constatar que un distinguido asturiano, a la mitad de la vida, haya escogido a Poza Rica, no simplemente como título, sino como escenario para incursionar por primera vez en el fascinante mundo de la novela histórica.

En la bibliografía de nuestra ciudad hay tres novelas: “Poza Negra. La tragedia de Poza Rica” de Indiana Nájera, publicada por Libro Mex en 1960; la novela de Carlos Fuentes “La cabeza de la hidra”, que apareció el año de 1978 con el sello de Editorial Planeta, (una intriga petrolera donde se involucran alemanes, árabes y judíos), y ”Morir en el Golfo” de Héctor Aguilar Camín (Editorial Océano,1986). Esta última llevada a la pantalla en 1989 con las actuaciones de Blanca Guerra y Enrique Rocha, dirigidos por Alejandro Pelayo.

La novela “Poza Rica” se desarrolla en esta tierra donde el sol toca el filo de los cerros para desparramarse en calor por las calles.

La propuesta literaria de Javier  Suárez Mier tiene mérito indiscutible. En el andamio de la historia donde se nutre el argumento se expresan los hechos, no precisamente como fueron, sino como pudieron haber sido. Este es el enfoque novedoso, distinto de sus antecesoras. La frontera entre la realidad y la ficción se torna imperceptible.

Suárez Mier es licenciado en Ciencias de la Información, pero se ha entregado con pasión al periodismo, y actualmente es el responsable de la estación Radio Salamanca. Se identifica con su personaje: acostumbrado a que cuando una duda le pica se rasca investigando. Es de los muchos que cuando jóvenes fuimos pescadores de estrellas.

Desde que dio los primeros pasos para estrenarse en el campo de la literatura de ficción, estaba consciente que  tan importante es lo que se dice como la manera de decirlo, de ahí que sea imprescindible guardar el equilibrio para construir la obra con el estilo fino y elegante que logró.

El desarrollo de la novela “Poza Rica”, tiene raíz histórica y lógica contundente. Los personajes tienen rostro y nombre: Lázaro Cárdenas, Eduardo Pérez Castañeda, Francisco Franco, o Mr. Smails el superintendente anglosajón.

Pero se entrecruzan para robustecer el discurso narrativo: Raúl Cienfuegos, el niño Fidel Aguilar, Matías Potros, Dominique Liers y Artur Dietrich, por mencionar solo los que aparecen de manera sobresaliente, formando una urdimbre bien planteada y elegantemente resuelta, en 300 páginas de acción, intriga, suspenso, política, y una pequeña dosis de romance para endulzar la lectura.

La novela transcurre en dos planos: el que abarca los años de 1935 a 1939, cuando el  protagonista principal Raúl Cienfuegos – que un día dejara la cuenca minera de La Felguera, en Asturias, expulsado por la victoria de Francisco Franco -, decidió  venir a trabajar a Poza Rica contratado por la compañía El Águila.

Y el segundo, se ubica en el año 2005, donde la acción central corre a cargo de Raúl Cienfuegos, el nieto, intrigado al encontrar una extraña carta fechada en 1940, donde el abuelo le pide a su mujer y a su hijo que no lo busquen y que se olviden de él; así que el descendiente curioso se autoimpone el reto de desenterrar el pasado misterioso 70 años después.

En la primera etapa asistimos al campamento de Poza Rica cuyos magnates explotaban impunemente a los trabajadores, que tenían que sufrir negras vejaciones por carecer de un organismo de representatividad; eran los días en que se intentaba organizar un sindicato petrolero fuerte que se habría de consolidar hasta 1935, para blindar el proyecto del presidente Lázaro Cárdenas de decretar la expropiación petrolera tres años después.

Como consecuencia, Inglaterra, Holanda y Estados Unidos, países afectados con la nacionalista determinación, bloquearon los mercados internacionales para impedir que México vendiera el petróleo extraído por manos mexicanas.

Dos potencias negociaron la compra de nuestro petróleo: la Italia de Mussolini, y Alemania a través del Tercer Reich, con quien México celebró un contrato por 17 millones de dólares el 8 de diciembre de 1938.

Con el petróleo mexicano Hitler inició la conquista de Europa, que vio caer bajo la bota nazi ciudades como Noruega, Dinamarca, Países Bajos y Francia, en esa orgía de sangre que fue la segunda guerra mundial.

En algunos viejos campos petroleros como Álamo y Cerro Azul, se conserva maquinaria con la emblemática swástica. Es que el pago del gobierno ario se pactó en especie: maquinaria, refacciones y herramientas de lo que México estaba urgido.

Pero el bombardeo japonés a la base de Pearl Harbor el 8 de  diciembre de 1941, obligó a los Estados Unidos a intervenir en la conflagración; y el hundimiento del buque-tanque “Potrero del Llano”, el 13 de mayo de 1942 al sur de Miami, presumiblemente por un submarino alemán, y el del “Faja de Oro” el día 20 en Cayo Hueso, ambos en costas de Florida, provocó que el presidente Ávila Camacho declarara la guerra a los países del Eje: Berlín-Roma-Tokio, el 28 de mayo de 1942.

El desabasto de petróleo mexicano, en gran parte impidió el avance de las tropas alemanas, y poco a poco los aliados marcharon rumbo a la victoria.

La anécdota que Javier Suárez toma para construir su interesante novela, es el hundimiento de un buque tanque al que llama “Riese” cargado con 10,000 toneladas de petróleo, después que los empresarios germanos en México cooperaron para financiarlo; una vez que fue cubierto el precio al gobierno mexicano, y después de haber zarpado del puerto de Veracruz rumbo a Hamburgo, temerariamente, Raúl Cienfuegos y otros intrépidos idealistas decidieron, en una acto de piratería, hundirlo en medio del océano.

Cuenta Javier Suárez, que Alemania a través de una complicada red de espionaje fomentaba el descontento de los trabajadores petroleros para que tomaran la determinación de organizar un sindicato vigoroso; apunta cómo la expropiación benefició a Alemania al asumir el papel de comprador principal del petróleo mexicano ante el bloqueo de los países afectados por la expropiación. Y cómo este petróleo sirvió para transportar la maquinaria bélica nazi durante la contienda que cubrió de sangre y muerte al mundo entre 1939 y 1945.

Poza Rica era en aquel momento el campo productor de petróleo más importante de México, de ahí que la novela tenga como cuna esta ciudad del norte veracruzano.

Quizás por eso la novela “Poza Rica” tiene el encanto que culmina en un final que nos deja perplejos, lo cual es alarde de argucia y destreza de un orfebre de las letras.

Terminé la lectura de la novela con una sonrisa. Es una narración amena, precisa, donde se plasma y entrecruza la intriga, la venganza, el suspenso y el realismo en un tema actual y escandaloso.

Quiero expresar mi más amplio reconocimiento a la Sección 30, por el acierto de organizar este evento cultural  tan relevante. Por invitar a la comunidad pozarricense a compartir esta novela publicada en España por la Editorial Círculo Rojo (Sevilla, España. 2010).

En mi camino, he tenido la fortuna de encontrar a personas que pasean los recuerdos de aquella época, y a algunos descendientes de aquellos hombres rudos y tenaces que le dieron vida a esta novela, donde nos hemos visto reflejados, porque en sus páginas se evidencia la admiración de Javier Suárez Mier por esta ciudad que no conocía, y que plasmó con gran sensibilidad y maestría.

Con la sinceridad de mis paisanos déjame decirte, Javier: “Por el simple hecho de pisar esta tierra ya eres mi hermano”.                                                     Nov. 19 de 2010.

Continuar Leyendo

Columnistas

Parlamento Veracruz. Derechos Humanos

Publicado

-

Juan Javier Gómez Cazarín. *

Lo dicho: el 2021 prometía ser un año intenso en actividad relevante para nuestro estado y antes de que concluya enero ya lo está siendo.

Sin ir muy lejos, la próxima semana, legisladoras y legisladores tendremos la obligación de nombrar a la persona que ocupará la Comisión Estatal de Derechos Humanos durante un periodo de cinco años que inicia el próximo 30 de enero.

Se trata de una decisión toral en un Veracruz en que, lamentablemente, los Derechos Humanos estuvieron lejos de ser una prioridad –por decirlo suavecito- para las anteriores administraciones estatales; mientras que el actual gobierno ha asumido el compromiso de honrarlos y darles vigencia.

La persona que ocupe la titularidad de la CEDH tendrá que ser una mujer o un hombre cuya integridad esté fuera de toda duda. Y no sólo su integridad: también su capacidad jurídica, su fortaleza de carácter y su independencia, que debe ser inmune a cualquier presión externa.

Por lo pronto, seis mujeres y siete hombres, veracruzanas y veracruzanos de intachable trayectoria académica y profesional, de talento y dignas y dignos de todo respeto, acudieron a la convocatoria emitida por el Congreso del Estado, concretamente por la Comisión Permanente de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, para recoger propuestas, estudiarlas y elaborar una terna, que será presentada al pleno de diputadas y diputados.

Como parte de dicho análisis, corresponderá a mi compañero diputado Alexis Sánchez García –presidente de la Comisión- y a mis compañeras Deysi Juan Antonio –secretaria- y Montserrat Ortega Ruiz –vocal- entrevistar a todas y todos, de manera individual, para conocer en persona su visión y sus proyectos para encabezar el organismo autónomo.

Estaremos pendientes de la terna que elabore la Comisión y de entre la que habremos de elegir por mayoría calificada, de dos terceras partes de los integrantes del Congreso, a la presidenta o presidente del organismo autónomo.

La mujer o el hombre que rinda protesta la próxima semana, será producto de un proceso minucioso, ordenado, plural y transparente.

Pero sobre todo, será una determinación en la que todas y todos tendremos conciencia de lo trascendente de nuestra elección, que impactará la exigencia de respeto a los Derechos Humanos para casi 8.5 millones de veracruzanas y veracruzanos en el próximo lustro, incluso cuando hayamos dejado este Palacio Legislativo.

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Continuar Leyendo

Columnistas

POLITICA URBANISTA. Planeación estratégica

Publicado

-

Por Arq. Braulio Javier García Nieva

Inalcanzable para muchos, letra muerta para otros y una realidad para unos cuantos, así es la existencia y aplicación de planes estratégicos municipales de amplia visión. Pasa en nuestro país que la poca existencia de este tipo de planes hace que muchos ni siquiera sepan su significado, su aplicación o la mera importancia de su existencia para el bienestar y mejoramiento de su calidad de vida de los lugares donde vivimos.

Un plan estratégico es la suma de las necesidades, localizadas y  analizadas de la ciudad (situándonos en escala municipal) y sus alrededores, con propuestas, planes y estrategias para solucionarlas o avanzar en ellas. Este tipo de planes fueron creados desde el punto de vista económico, sin embargo, actualmente son un conjunto de expertos de distintas disciplinas quienes desde su expertís proponen las ideas, planes, proyectos y metas a seguir para tener un rumbo y desarrollo en sus ciudades y territorios municipales.

La falta o inexistencia de este tipo de planes desencadena en los problemas que muchas ciudades del mundo tienen, que es la falta de aplicación de la ley, falta de identidad y sobre todo falta de rumbo. Sin rumbo de nada sirve el crecimiento si no se sabe para dónde crecer, sin rumbo de nada sirve tanto esfuerzo, pues se podría caminar en círculos. Identidad y rumbo es lo que pedimos y debemos exigir en nuestros gobernantes, no ocurrencias o indiferencias e ignorancias disimuladas de obras o acciones inservibles tratando de ocultar el sol con un dedo.

Pocos estados, pocas regiones y mucho menos municipios es el porcentaje de este tipo de estudios en  nuestro país, de ahí la gran importancia de poner manos a la obra en estas actividades y empezar a realizar y plantear propuestas desde distintas áreas de conocimiento para posteriormente, en consenso, sumarlas y darle rumbo a las ciudades del país; cada ciudad, municipio y región y cada estado se lo merece.

Propongamos con los pies en la tierra, con datos duros en la mano y con la realidad estudiada. Actualmente existen muchas dependencias e instituciones que poseen algún tipo de conocimiento que seguro puede hacer detonar cada proyecto que se proponga, solo falta tocar las puertas adecuadas y un proyecto bien estructurado y así, con la voluntad de llevarlas a cabo, puede hacerse realidad.

Ante esta carencia de conocimientos aplicados y del vínculo indicado, nace un nuevo proyecto llamado Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo A.C., bajo la idea y premisa de formar un consejo de expertos que con visión nacional e internacional propongan desde lo local el rumbo adecuado de cada municipio, en conjunto con titulares de cada capítulo en cada estado, esta nueva red nacional podrá enarbolar la correcta aplicación de los conocimientos en pro del desarrollo de sus ciudades. Urbanistas, arquitectos, ingenieros, etc.

Te invito a que contactes la CNDU, que es el Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo; si deseas ser parte de este nuevo grupo de expertos con visión propositiva y participativa, o si también tu inquietud y habilidad es la de conjuntar las distintas voluntades de tu ciudad y región para buscar el rumbo adecuado y la recuperación de la identidad, contáctanos, para que juntos podamos agrandar esta red nacional, realizar y evaluar los distintos planes que son necesarios en nuestro territorio nacional, en los estados, las regiones y sobre todo los municipios y que van desde los planes estratégicos, los planes de ordenamiento territorial, los planes de ordenamiento urbano, de ordenamiento ecológico, hasta los planes parciales. Todos ellos con visión de corto, mediano y largo plazo y corresponsablemente apegados a las nuevas normas y disposiciones nacionales y también a la nueva agenda urbana de ONU Hábitat, la agenda 2030 con sus 17 ODS para mantener la convicción de tener visión global aplicándola desde lo local. Únete.

Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia